Internacionales

Japoneses se lucen con obra de arte en un arrozal

Desde el suelo todo se ve igual, pero desde el aire es otra cosa. Las figuras son sorprendentes.

Escuchar este artículo

Desde el suelo no hay mucho que distinga las diferentes variedades de los tallos de arroz en un campo de Gyoda, en Japón, pero, desde arriba se observa una enorme obra de arte que celebra los Juegos Olímpicos.

La gigantesca instalación presenta imágenes muy propias de Japón, como la famosa ola o el Monte Fuji --de Katsushika Hokusai-- y un actor de kabuki, con una llamativa pintura facial, similar a la que apareció en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Las imágenes forman parte de una tradición anual iniciada en 2008 por la ciudad de Gyoda, en Saitama, al norte de Tokio, en un intento de atraer a los turistas.

En 2015, incluso consiguieron un récord Guinness al crear la mayor obra de arte en arrozales del mundo (28.000 m2).

Cada año, un comité propone un nuevo diseño y cientos de voluntarios plantan variedades de arroz de diferentes colores para producir imágenes espectaculares que pueden verse desde un observatorio cercano, a 50 metros de altura.

El diseño se selecciona a principios de año y la plantación se realiza en torno al mes de mayo.

En 2019, el tema rindió homenaje a la Copa del Mundo de rugby, organizada por Japón.

La imagen de este año pretendía resaltar el patrimonio cultural japonés, partiendo de la base que una multitud de extranjeros visitarían el país con motivo de los Juegos Olímpicos.

Pero no fue así, ya que se prohibió la entrada a los espectadores extranjeros y la mayoría de los eventos de los Juegos se celebran sin que ni siquiera los aficionados nacionales puedan acceder a las gradas.

“Es mucho más dinámico de lo que esperaba”, declaró a la AFP Kiyo Hoshino, un visitante de 23 años.

“Esperaba algo más sencillo. Pero es más complicado en su diseño y a una escala realmente grande. Me impresionó que el arte sea tan panorámico”, dijo.

El mantenimiento de la obra de arte, evitando que los diferentes colores se mezclen entre sí o se mezclen con otras plantas, implica mucho trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.