Internacionales

La isla más tenebrosa del mundo: fosas comunes y cuerpos quemados

Poveglia se encuentra en Italia, un país lleno de bellezas, pero tiene una historia espeluznante

Escuchar este artículo

Poveglia, al norte de Italia, es una isla situada entre la ciudad de Venecia y Lido.

Es conocida por tener uno de los paisajes más espectaculares de la región, pero también por ser la locación de “macabros sucesos” que la llevaron a ser apodada por los locales como “la isla de los fantasmas”.

Este lugar volvió a tener reconocimiento mundial cuando dos turistas británicos Matt Nadin y Andy Thompson decidieron aventurarse a visitarla.

Según cuentan algunos medios especializados, Poveglia empezó su siniestra historia en el siglo XIV, cuando Europa estaba en medio de la peste negra, que mató a unos 50 millones de europeos.

Venecia, uno de los focos de infección más fuertes de la peste, tuvo que enviar a todos los enfermos a la isla para tratar de contener el virus.

Cualquier persona que mostrara el más mínimo síntoma de la temible enfermedad era enviada con carácter urgente a pasar cuarentena en ese pequeño terreno de no más de 345 metros de largo y 335 de ancho. La mayor parte no salía más del sitio.

Cuerpos quemados

Algunos historiadores han mencionado que se quemaron los cuerpos de cerca de 160.000 personas en este lugar para detener la enfermedad. En el lugar se hallaron, en relación con eso, varios contenedores en los que los cadáveres eran quemados para evitar que la peste se propagara.

Para el pelo. Nadin describió el lugar como “espeluznante”. “Realmente tienes una idea de los horrores que ocurrieron allí mientras caminas”, sostuvo el explorador.

“Ellos quemaban los cuerpos y los dejaban donde quedaban. La isla nunca se limpió correctamente, así que todo quedó tal cual”, agregó.

Además de ser el espacio elegido para hacer fosas comunes, la isla se convirtió luego en un asilo para atravesar la enfermedad en el caso de no morir, ya que, en general, estar infectado con la peste implicaba además ser poseedor de un fuerte rechazo de parte de la gente sana.

“Más tarde, cuando se convirtió en un asilo, comenzaron a hacer experimentos con ellos, cosas horribles, horribles”, describió también Nadin.

Llama la atención

A pesar del deterioro y la destrucción en la que los exploradores encontraron el lugar, Nadin contó que arquitectónicamente algunos edificios de la isla son todavía muy interesantes.

“Todo el lugar era realmente extraño y espeluznante, aunque se podía decir por las baldosas y los arcos que habrían sido un hermosos edificios originalmente”, detalló.

“Definitivamente esta es una experiencia que no olvidaré fácilmente”, aseguró Nadín, luego de transitar por las ruinas del hospital psiquiátrico, el lugar elegido para hacer todo tipo de experimentos y tratamientos a los ocasionales pacientes durante la década de 1920.

El gobierno italiano y algunas empresas privadas realizaron varias intentonas por recuperar a la isla, pero fracasaron. Desde 1968 está abadonada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.