El Universal.19 junio
México está cerca de los 20.000 muertos por coronavirus. AFP
México está cerca de los 20.000 muertos por coronavirus. AFP

Desde hace un mes Margarita Corona Díaz no ha logrado sepultar a su esposo Amado Hernández Carrillo porque personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) entregó el cuerpo a otra familia

El 11 de mayo el delegado del IMSS Francisco Monsebaiz Salinas admitió que se entregaron cuerpos de forma errónea a dos familias y argumentó que el error se cometió porque tras la contingencia sanitaria el cuerpo de cualquier fallecido se coloca en una mortaja biodegradable opaca lo cual dificulta la visibilidad de la cara.

Ese día, afirmó, se pudo corregir el error porque solo había salido un cuerpo del hospital por lo que tuvieron oportunidad de hablar con los familiares del paciente que fue enterrado para sacarlo y cambiarlo de tumba.

Sin embargo, esto nunca ocurrió porque Margarita denunció que hasta la fecha no ha recibido el cuerpo de su esposo.

Margarita y sus familiares acudieron a denunciar que las autoridades del IMSS no han entregado el cuerpo de Armando Hernández Carrillo, quien falleció el 10 de mayo presuntamente por Covid-19 pero llegó al hospital por una infección en la garganta.

Contó que su esposo empezó a sentir malestar, pero se negó a acudir al IMSS porque algunas personas le dijeron que “los estaban matando” y fue a un hospital privado, donde le confirmaron que tenía una infección en la garganta y ante la falta de recursos no tuvieron otra opción que atenderlo en el seguro social, donde fue enviado con pacientes contagiados con coronavirus.

Ese mismo día por la tarde le informaron que su esposo falleció pero el cuerpo que le entregaron no correspondía al de Armando.

Margarita solicitó a las autoridades entreguen el cuerpo de su esposo para poder sepultarlo.