AFP .10 septiembre, 2018
El portón de la prisión lo derribaron con explosivos. Foto: Tomada de pbagora.com.br
El portón de la prisión lo derribaron con explosivos. Foto: Tomada de pbagora.com.br

Al menos 105 presos huyeron la madrugada del lunes de una cárcel brasileña de máxima seguridad en Joao Pessoa (en el noreste de ese país), apoyados por un operativo comandado desde el exterior. Un policía murió en la fuga.

“Hombres fuertemente armados derribaron el portón principal después de un intercambio de disparos con policías y agentes penitenciarios de la cárcel Romeu Gonçalves”, explicó la Secretaría de la Administración Penitenciaria del estado de Paraiba.

Unos 20 hombres llegaron en cuatro carros disparando contra el portón principal, destruido con explosivos.

Un policía fue baleado en la fuga y murió horas más tarde en el hospital. No hay reportes de otros heridos o fallecidos por ahora.

Poco antes del mediodía de este lunes, las autoridades informaron que 41 prófugos fueron recapturados y que un amplio operativo policial se mantenía en la ciudad, de 700.000 habitantes, donde algunas escuelas y centros médicos permanecieron cerrados como medida de seguridad.

En el momento de la fuga, había 680 detenidos en la cárcel Romeu Gonçalves, con una capacidad para 660 reclusos.

Brasil tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, con 726.712 reclusos, según los últimos datos oficiales de junio de 2016. La cifra casi duplica la capacidad penitenciaria del país, calculada en 368.049 cupos en 2016.