Agencia AP.11 diciembre, 2019
YouTube no divulga sus ingresos, su rentabilidad, cuántos anuncios pasa junto con los videos, ni la cantidad de usuarios que tiene y con qué frecuencia visitan el sitio.
YouTube no divulga sus ingresos, su rentabilidad, cuántos anuncios pasa junto con los videos, ni la cantidad de usuarios que tiene y con qué frecuencia visitan el sitio.

YouTube dio un paso más para frenar los discursos de odio y violencia en su sitio de videos al anunciar que eliminará de su plataforma el contenido en que se insulte a las personas por su raza, género u orientación sexual.

La empresa propiedad de Google también censurará los videos con amenazas violentas, avanzando un paso más en la moderación de lo que la gente puede decir en las grabaciones que crean y suben a Internet.

YouTube ha recibido críticas de políticos, el público y los creadores por el material que permite y el que censura. El sitio ha sido acusado de permitir y acoger el discurso de odio y extremismo y crear espacios para que persista el acoso en línea, junto con otros sitios digitales que permiten a los usuarios subir su propio material, como Facebook y Twitter.

La compañía trata de hallar un equilibrio entre permitir la libertad de expresión y mantener al mínimo el discurso de odio.

El sitio ha prohibido desde hace mucho las amenazas de violencia. En junio actualizó sus políticas sobre el discurso de odio para prohibir videos con opiniones neonazis y de supremacistas blancos.

También anunció que actuará contra los canales que acosen repetidamente a personas.

Las nuevas políticas contra el acoso y la violencia también aplicarán a funcionarios públicos, aunque los videos permanecerán en el sitio si forman parte de historias noticiosas, documentales y otro material educativo.

La empresa también creó una herramienta que automáticamente retendrá los comentarios que los algoritmos de la empresa consideren potencialmente inapropiados hasta que los creadores de los videos los revisen. Los usuarios pueden activar o desactivar esta función.