Nacional

Adultos mayores deben evitar mezclar medicamentos para no terminar en el hospital

Existen varios consejos que se pueden seguir para consumir las medicinas sin confusiones ni riesgos para la salud

Es más frecuente que los adultos mayores tengan padecimientos crónicos, por lo cual son más propensos a tener que tomar varias pastillas al día.

Los medicamentos vencidos contaminan y enferman

Lo malo es que el consumo de muchas pastillas tiene el inconveniente de aumentar el riesgo de presentar efectos secundarios por la interacción entre dos o más medicamentos, especialmente si el paciente no le dice al médico qué está tomando y solo se va a atender alguna dolencia aislada como por ejemplo un dolor de estómago, pero no le dice que toma algo para la rodilla.

“Esos efectos secundarios podrían provocar incluso que haya que hospitalizarlo o afecte las funciones normales del cuerpo o en casos más severos podrían provocarle hasta la muerte”, explicó la farmacéutica Marcela Leitón.

Otra bronca es que el tico tiene la mala costumbre de automedicarse tan solo por el consejo de un vecino o familiar o por lo que vio en Internet, sin prestarle atención a las indicaciones de las pastillas que consume.

“Hay pastillas que se deben tomar con el estómago vacío, otras solo por la noche y en el caso de los adultos mayores por lo general sus funciones tienden a deteriorarse y ser más olvidadizos por eso es importante que tenga un listado de todos los medicamentos que consume sean recetados, naturales o comprados en la farmacia”, dijo la regente de farmacia Santa Lucía.

Ojo con los medicamentos naturales

La farmacéutica aclara que muchas veces se cree que por consumir medicamentos naturales, no existe peligro, pero sí pueden chocar con los que le mandó el doctor para controlar su presión alta, el azúcar, o cualquier otra enfermedad crónica.

“Es importante apuntar el nombre y la fuerza del medicamento (si es de 5 o 20 miligramos por ejemplo) y que siga las instrucciones sobre cómo tomárselos, tomar la cantidad que le mandan y en el horario que le digan”, agregó Leitón.

También deben revisar siempre la fecha de vencimiento porque a veces los pacientes no se toman todo el tratamiento y guardan algunas para después, por lo que se las pueden tomar vencidas e intoxicarse.

Si el adulto mayor vive solo puede comprarse un pastillero para que tenga a la mano las pastillas que le corresponden o hacer un diagrama con el horario y nombre de cada una.

Recuerde que las pastillas siempre deben conservase dentro de su empaque para mantener su efectividad.

Otro bolado que da la especialista es que si tiene las pastillas a la mano en la mesita de noche nunca las consuma con la luz apagada para que verifique que está tomando la medicina adecuada.

Tampoco de debe ingerir alcohol o fumar cuando se está con un tratamiento, ni suspenderlo por decisión propia, ya que lo mejor es que le diga al médico para que le cambie la pastilla o la dosis.

Si algún adulto mayor vive solo, lo recomendable es ayudarle a recordar cuándo debe tomar una pastilla con apoyos visuales como dibujarle un sol o una luna si le toca ingerirla en la mañana o la noche, por ejemplo.

“Hay que ver al adulto mayor integralmente, cómo están sus facultades físicas y mentales, para determinar cómo manejarlo cada uno por aparte”, concluyó Leitón.

Entre el 65% y el 90% de los adultos mayores consumen algún medicamento según datos de la OMS”

—  Marcela Leitón, farmaceútica
Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.