Nacional

Arquitecto habla de su proyecto: “Me gusta ser el escultor de la Negrita”

El arquitecto Luis Alonso Ramírez hace réplicas de la virgencita de los Ángeles con el objetivo de regalárselas a las comunidades devotas a la patrona de Costa Rica

El escultor Luis Alonso Ramírez Ramírez está ganando puntos con la virgen de los Ángeles, gracias a su proyecto “Desde el origen”, por medio del cual les regala una réplica de la Negrita a las comunidades del país que le son devotas.

Por el momento Ramírez, quien es arquitecto, ha regalado 30 virgencitas y tiene una lista de unos 70 lugares de Tiquicia que tienen como nombre Los Ángeles o de iglesias que le rinden devoción a la patrona de Costa Rica.

El escultor costarricense, Luis Alonso Ramírez Ramírez, tiene un proyecto que se llama “Desde el origen”, el cual le regala una réplica casi exacta de la virgen de Los Ángeles a las comunidades del país que estén dedicas a ella.

Ramírez se propuso hacer 1.635 (año de la aparición de la virgen) réplicas de la Negrita, por lo que pondrá a la venta cada imagen en $180 (unos ¢111 mil colones) para financiar el proyecto de regalar imágenes a las comunidades.

El artista, quien se convirtió en escultor de la Negrita por casualidad, asegura que todavía le falta mucho país por recorrer y muchas virgencitas que hacer, algo que lo tiene muy motivado.

“A finales del 2018 la hermandad de la caridad en Cartago me llamó para que les hiciera una réplica de la virgencita de dos metros de altura, gracias a una recomendación que les había hecho el maestro Max Ulloa Royo (fallecido en el 2017). La querían lo más exacta posible a la original y eso me obligó a estudiar mucho para llegarle a esa exactitud que me pedían.

“Poco a poco fui juntando la información que necesitaba. Lo primero que hice fue hacer una réplica pequeña, la presenté a la hermandad y la aprobaron”.

El 24 de julio del 2019 se develó la imagen, la cual está ubicada en la entrada a Cartago, al costado norte del cementerio General, en las oficinas de la hermandad. La obra se llama “Virgen de los Ángeles desde el origen”, ya que él tuvo que investigar los orígenes de la patrona para hacer una escultura casi exacta.

El escultor costarricense, Luis Alonso Ramírez Ramírez, tiene un proyecto que se llama “Desde el origen”, el cual le regala una réplica casi exacta de la virgen de Los Ángeles a las comunidades del país que estén dedicas a ella.

Como Ramírez hizo una réplica pequeña de la virgen, la gente creyó que tenía imágenes para vender y le ofrecían comprarla, pero él entendió que estaba dándole forma a una misión, que comenzó, sin él darse cuenta, muchos años atrás, ya que su hermana mayor, quien ya falleció, se llamaba María de los Ángeles y la hermana menor también, debido a que su mamá, Nely Ramírez Serrano, fue quien llenó el hogar de amor mariano.

“En una ocasión me enfermé muy seriamente y una amiga de la familia le prometió a la Negrita que, si me curaba, yo hacía la romería como agradecimiento. Ella hizo la promesa y yo tuve que pagarla.

“Fue una experiencia muy linda hacer la romería, vieras que llegué entero a la basílica, no tuve problemas físicos. Creo que la herencia de mi mamá y esa romería me han servido mucho para el proyecto”, comentó este escultor con 25 años de experiencia.

El artista había recabado toda la información que necesitaba sobre la imagen de la patrona. Ramírez sabía que mide 14,8 centímetros de alto por 7,3 milímetros de ancho y que pesa 1,85 kilos, entre otros detalles. Con toda esa información en su poder y su talento para crear comenzó el “Desde el origen”, cuyo objetivo es regalarles imágenes de la patrona a las comunidades marianas que así lo soliciten.

El estudio que hizo de la imagen lo marcó, ya que le sorprendió la hermosa sencillez de la Negrita original. La cara de una mulata, con la nariz anchita, los ojos rasgados y el vestidito del niño muy sencillo, sin decoraciones. También lo atrapó la perfección de la mano izquierda de la virgen y el detalle fino de la mano derecha del niño, así como la mirada sencilla, noble y pacífica de la virgencita.

“Encontré una sencillez en la obra que al mismo tiempo la hace compleja, no me lo esperaba. Es una obra que apareció en 1635 y a uno como escultor lo pone a pensar mucho.

El escultor costarricense, Luis Alonso Ramírez Ramírez, tiene un proyecto que se llama “Desde el origen”, el cual le regala una réplica casi exacta de la virgen de Los Ángeles a las comunidades del país que estén dedicas a ella.

“Con la tecnología actual y muy buenas herramientas, tuve mucho trabajo para llegarle a la calidad del detalle original, por eso me atrevo a decir que el escultor de la Negrita fue un gran artista, muy grande para la época. Es complicado de explicar, ya que es una obra sencilla, pero de un nivel de creación muy alto”, reconoce el artista.

El escultor costarricense, Luis Alonso Ramírez Ramírez, tiene un proyecto que se llama “Desde el origen”, el cual le regala una réplica casi exacta de la virgen de Los Ángeles a las comunidades del país que estén dedicas a ella.

Pese a que la pandemia retrasó el inicio del proyecto, en julio del 2020 el artista tomó la decisión de iniciarlo porque entendió que lo del covid-19 iba para largo, por eso ya ha donado virgencitas en Buenos Aires de Puntarenas, Cartagena de Guanacaste, Los Ángeles de Liberia, Quebradilla de Jacó, Ciudad Cortés, Los Ángeles de Grecia, Turrubares, La Fortuna de San Carlos y el santuario de la Divina Misericordia en Pérez Zeledón, entre otros.


—  Compre una. Si usted quiere tener una de estas exclusivas réplicas de la reina de los Ángeles, puede llamar al 7053-1070. Al comprar una estará ayudando al financiamiento de las réplicas que se le regalan a las comunidades. Cada imagen tiene polvo de piedra y de cobre. Son hechas de una en una, con mucho detalle y totalmente a mano.

En julio del 2020 el artista tomó la decisión de iniciar el proyecto porque entendió que lo del covid-19 iba para largo, por eso ya ha donado virgencitas en Buenos Aires de Puntarenas, Cartagena de Guanacaste, Los Ángeles de Liberia, Quebradilla de Jacó, Ciudad Cortés, Los Ángeles de Grecia, Turrubares, La Fortuna de San Carlos y el santuario de la Divina Misericordia en Pérez Zeledón, entre otros.

Cada virgencita tiene un certificado para corroborar que pertenece a la obra “Desde el origen”.

El escultor costarricense, Luis Alonso Ramírez Ramírez, tiene un proyecto que se llama “Desde el origen”, el cual le regala una réplica casi exacta de la virgen de Los Ángeles a las comunidades del país que estén dedicas a ella.