Eduardo Vega.20 febrero

Rubén López, el hombre de acero solidario que realiza jornadas maratónicas de ejercicio en busca de ayudar a las personas que más lo necesitan, ya cumplió el primer reto para recolectar fondos y comidas para la Asociación Obras del Espíritu Santo, al pedalear durante tres días seguidos en una bici estacionaria, y ahora va por el segundo.

El nuevo reto solidario se llama “La ruta de los volcanes”, la cual pretende completar entre esta sábado y domingo para recolectar cinco toneladas de alimento.

A las seis de la mañana de este 20 de febrero comenzó a pedalear Rubén. Cortesía.
A las seis de la mañana de este 20 de febrero comenzó a pedalear Rubén. Cortesía.

Rubén comenzó el reto este sábado a las 6 a. m., con la intención de recorrer más de 266 km en menos de 36 horas seguidas sin parar, en medio de los volcanes Rincón de La Vieja, Miravalles y Tenorio, en el cantón de Upala.

Para conseguirlo deberá andar en bicicleta, correr, nadar o viajar en canoa por ríos de la zona como el Celeste, así como por montañas y senderos.

El padre Sergio Valverde, de Obras del Espíritu Santo, le agradeció al deportista español la noble tarea de ayudar a llenarle las pancitas a los niños de escasos recursos económicos mediante su esfuerzo físico extremo y está seguro que el pueblo tico responderá de nuevo con la jamita, como lo hizo en la primera prueba.

Usted puede colaborar a conseguir estas cinco toneladas de comida, depositando su contribución al Sinpe Móvil 8367-7000. Todo el dinero que se recoja mientras Rubén cumple la prueba servirá para comprar alimentos.

El padre Sergio Valverde está en Upala y se mostró muy alegre por el apoyo de la comunidad. Cortesía.
El padre Sergio Valverde está en Upala y se mostró muy alegre por el apoyo de la comunidad. Cortesía.

Anteriormente, entre el 11 y el 14 de febrero pasados, el ultraatleta rompió un récord Guinness al pedalear en una bicicleta estacionada durante 72 horas seguidas. El evento fue en la sede central de Obras del Espíritu Santo en barrio Cristo Rey de San José y logró recoger 8 toneladas de comida.