Nacional

Autoridades no brindan detalles de dónde se refugiaba el cura Mauricio Víquez

Curia Metropolitana niega tener relación con la huida del sacerdote

Las autoridades ticas y mexicanas no revelaron detalles de dónde estuvo escondido el sacerdote Mauricio Víquez durante los últimos siete meses.

Lo que sí confirmó Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial, fue que la detención del cura se realizó a la 1 a.m. del domingo en una casa ubicada en San Nicolás de Los Garza, en Monterrey, estado de Nuevo León.

Además, indicó que Víquez vivía solo en dicho lugar.

Por su parte, la fiscala general, Emilia Navas, también aseguró que en el comunicado oficial de las autoridades mexicanas no se precisaba el lugar en que estaba refugiado el sacerdote y que él fue remitido al Reclusorio Sur, en Ciudad de México.

Agregó que, para efectos de la investigación, en estos momentos no es fundamental conocer si “el hombre contó con complicidad de instituciones o personas para escapar de suelo costarricense”. Pero en caso de que sea necesario, pedirán los datos.

Iglesia niega vínculo

De acuerdo con el medio mexicano Milenio, Víquez pudo estar en un centro de rehabilitación espiritual para sacerdotes ubicado en la ciudad de Tlaquelpaque; sin embargo, esta versión no ha sido confirmada.

Incluso Jeison Granados, vocero de la Curia Metropolitana, descartó cualquier vínculo de la Iglesia católica tica en su huida o con el lugar donde se refugió.

Además, aseguró que no tuvieron contacto con Víquez luego de que se le leyeran los hechos por los cuales estaba siendo acusado en el Tribunal Eclesiástico (13 diciembre 2018).

Agregó que cuando un sacerdote sale del país debe llevar una carta del obispo de su diócesis para poder ejercer o realizar cualquier oficio sacerdotal en otros lugares.

Granados recordó que desde el 25 de febrero anterior, Víquez fue expulsado del estado clerical (no puede ejercer como cura) luego de las nueve denuncias canónicas planteadas en su contra.