Karen Fernández.2 julio

Los diputados aprobaron la denominada Ley de usura hace 15 días, que regula de forma más equitativa el cobro de intereses por parte de las entidades bancarias y este jueves BAC Credomatic anunció que despidió a 373 trabajadores por esa causa.

Cancelación de tarjetas y cierre de beneficios son los que hará el BAC para ajustarse a la ley de usura. Foto José Cordero
Cancelación de tarjetas y cierre de beneficios son los que hará el BAC para ajustarse a la ley de usura. Foto José Cordero

Además de los despidos cerrará al menos 11 puntos de servicio y cancelará las tarjeta de crédito de 79.789 clientes.

“Nos vemos obligados a tomar estas decisiones con responsabilidad y respeto por la ley. Desafortunadamente hay una gran cantidad de personas que se verán afectadas y a las que no podremos seguir sirviendo con nuestro modelo anterior”, dijo Federico Odio, gerente de BAC Credomatic Costa Rica.

Explicaron que como resultado de análisis profundos luego de la entrada en vigencia de nuevos topes a las tasas de interés para las operaciones financieras, comerciales y de microcréditos, tuvieron que eliminar 187.526 tarjetas de crédito a 79.789 clientes porque ya no le funcionaban a la empresa.

Esto se sumó al bajo crecimiento actual y al esperado para este año.

El gerente subrayó que el banco está analizando y diseñando otras opciones para los clientes que perderán el uso de crédito a través de la tarjeta.

BAC llamará directamente a los clientes que se verán afectados y que tendrán una etapa de dos meses de transición para concretar el cierre de las tarjetas

A partir del 3 de setiembre de 2020 los saldos que estén pendientes entrarán en un proceso de cobro decreciente, para cuya cancelación dispondrán de hasta cinco años de plazo.

También deberán cambiar otros beneficios como programas de lealtad, promociones, puntos y otras facilidades.