Nacional

Canasta básica costarricense está llena de sal, azúcar y colesterol

Siete nutricionistas de la Universidad de Costa Rica confirmaron que los alimentos de más consumo entre los ticos no incluye los nutrientes ni las porciones necesarias.

Un estudio científico realizado por siete especialistas de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Costa Rica (UCR), dejó resultados preocupantes sobre la Canasta Básica Alimenticia (CBA) que se utiliza en Tiquicia, ya que tiene alimentos cargados de sal, azúcar y colesterol.

Según las nutricionistas, la canasta no incluye los nutrientes y las porciones necesarias para que los ticos logremos un adecuado estado nutricional, ya que estos productos predominan en los 177 productos que se distribuyen en los 16 grupos que componen la canasta básica, que sin duda está gorda, diabética e hipertensa.

El revelador estudio fue realizado por las nutricionistas Cindy Hidalgo, Laura Andrade, Shirley Rodríguez, Marcela Dumani, Nadia Alvarado, Milena Cerdas y Grettel Quirós, quienes dieron a conocer los detalles en un artículo científico publicado en la revista “Población y Salud en Mesoamérica”, como parte del 40 aniversario de la Escuela de Nutrición de la UCR.

Ellas encontraron que la cantidad de azúcar que incluye la actual canasta básica es de 90 gramos diarios, la cual triplica los 30 gramos diarios recomendados por las Guías Alimentarias para Costa Rica del ministerio de Salud.

Para empeorar las cosas, la canasta incluye solo seis tipos de frutas y ocho de vegetales, lo cual es muy limitado si se considera que Tiquicia es un país con una gran variedad y producción de frutas y vegetales.

Riesgo de cáncer

Pero las cosas no se quedan ahí, ya que muchos de los alimentos que integran la CBA están relacionados con el cáncer.

“En la Canasta Básica Alimenticia actual se encontraron alimentos altos en sodio (sal) como los condimentos procesados, las salsas y los embutidos cuando, además, en estos últimos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo bajo por su contenido de nitritos y nitratos, que han sido relacionados con mayor riesgo de sufrir diversos tipos de cáncer”, aseguran las nutricionistas.

La salvada es que las especialistas no solo dieron la voz de alerta, sino que también ofrecieron recomendaciones para revertir la situación y mejorar la alimentación de los ticos con alimentos más saludables.

Ellas demostraron que sí es posible mejorar la calidad nutricional de dicha canasta básica sin aumentar significativamente su costo, algo que no ocurría con otros estudios en los que se recomendaba soltar más platica para mejorar la alimentación con otros productos.

Según las especialistas, a la CBA actual, se le deben agregar 21 alimentos y eliminar seis.

Para ellas es fundamental aumentar el aporte de fibra dietética, así como el calcio, el magnesio, el potasio, el zinc y las vitaminas C, E y K. Además recomiendan reducir la cantidad de azúcar total, azúcar agregada, el sodio y el colesterol, para conseguir una canasta básica mejorada nutricionalmente y cuyo costo incluso se reduce ligeramente.

“Los alimentos que se agregaron son fuente de fibra, aportan mucha variedad y diversidad a la alimentación necesaria para una mejor nutrición. Entre más diversa es una dieta, más nutrientes aporta. Se agregaron más vegetales y frutas pues actualmente la cantidad de estos alimentos presentes en la Canasta Básica Alimenticia solo incluye media porción de frutas y una porción de vegetales, que se quedan cortas con las cinco porciones entre frutas y vegetales que se recomienda para mantener la salud”, comentó la doctora Alvarado.

Verduras harinosas

Los alimentos que recomiendan aumentar son las verduras harinosas como la yuca, el tiquisque, el ñampí, el plátano verde, el guineo y el camote. También, los vegetales como la lechuga, el ayote tierno y sazón, las vainicas, la remolacha, el culantro coyote y el apio.

También recomiendan frutas como la sandía y las frutas de temporada, así como alimentos harinosos de beneficio para la salud, como la avena, el pejibaye, el maíz de grano entero y la harina de trigo.

Los alimentos que las especialistas consideran que deben ser eliminados de la CBA son los embutidos como la mortadela, el chorizo y el salchichón; así como los condimentos, las salsas y las bebidas naturales procesadas, ya que estos alimentos tienen más grasa, sal y azúcar de la recomendada. De igual forma, aportan poca cantidad de proteínas y otros micronutrientes.

“Esta eliminación permitió aumentar la cantidad de frijoles diarios que aportan nutrientes de mejor calidad que los embutidos. Además, el disminuir las bebidas naturales procesadas hizo que bajara la cantidad de azúcar, desde 90 gramos al día (18 cucharaditas de azúcar) a la mitad (45 gramos, 9 cucharaditas de azúcar al día). Incluso, dar espacio para la tapa de dulce (5 gramos, en forma de la tradicional aguadulce)”, agregó Alvarado al explicar los resultados del estudio.

Según los cálculos realizados, a octubre de 2019 el costo de la canasta básica era de ¢49.847.89 y el de la CBA sugerida por las especialistas es de ¢48.399.22 mensual, por lo que demuestran que el mejoramiento nutricional y la ampliación de la canasta básica no repercute en su encarecimiento.

“Un buen diseño de canasta básica alimentaria, que incorpore un enfoque más integral, beneficiaría al sector agropecuario y pesquero nacional. Con ella se podría estimular el consumo de alimentos hasta ahora muy ausentes de la alimentación de la población: frutas, vegetales, pescados, carnes de mejor calidad. Además, se demostraría que esa incorporación no necesariamente implicaría gastar más”, mencionó Dumani.

Salud muy golpeada

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) nos envió los datos de diabetes, obesidad e hipertensión arterial de los últimos tres años y las cifras son preocupantes, ya que en el 2019 hubo 894.530 atenciones en consulta médica por diabetes; 458.154 por obesidad y 1.563.761 por hipertensión arterial. En el 2020 se atendieron 726.441 diabéticos; 254.466 obesos y 1.289.323 hipertensos.

Hasta el 18 de mayo pasado la Caja atendió a 342.295 personas por diabetes, 121.871 por obesidad y 611.066 por hipertensión.

De acuerdo a los datos de los últimos tres años, las tres enfermedades golpean más a las mujeres que a los hombres; 544.905 mujeres atendidas con diabetes en el 2019 y 349.617 hombres; 311.231 mujeres con obesidad y 146.920 hombres; 970.042 mujeres con hipertensión y 593.708 hombres.

El patrón se repite en el 2020 y en este 2021, ya que se atendieron 204.837 mujeres con diabetes y a 137.456 hombres; 83.413 mujeres con obesidad y 38.455 hombres; así como, 374.196 mujeres con hipertensión y 236.865 hombres.

Los datos más fuertes en cuanto al padecimiento de diabetes, hipertensión y obesidad están entre los hombres y las mujeres entre los 20 y los 64 años de edad, pero sobre todo entre los mayores de 45 años.

Es por esa razón que la sugerencia de las nutricionistas puede contribuir a reducir este tipo de enfermedades entre los costarricenses con una nutrición en la que se disminuya notablemente la sal, el azúcar y el colesterol.