Yenci Aguilar Arroyo.29 noviembre, 2019
La entrada para el iglú es gratuita y estará abierto hasta el 29 de diciembre, con excepción del 25 que estará cerrado. Alejandro Gamboa.
La entrada para el iglú es gratuita y estará abierto hasta el 29 de diciembre, con excepción del 25 que estará cerrado. Alejandro Gamboa.

Alístele el suéter, bufanda, gorro y guantes a los más pequeñines de la casa porque, a partir de la próxima semana, podrán disfrutar de un pedacito del Polo Norte en el corazón de San José.

El martes 3 de diciembre se estrena el tradicional iglú de Chepe.

La inauguración será a partir de las las 5 p. m., en la plaza de la Democracia, con un show de cuentacuentos, luego se hará la iluminación oficial del centro de San José y a las 7 p. m. se cerrará el congelado lugar.

La entrada es gratuita y estará abierta para los chiquitos hasta el domingo 29 de diciembre, en horario de 11 a. m. a 7 p. m.

El 25 de diciembre estará cerrado y los días 14, 24, 26 y 27 tendrá un horario especial, de 11 a. m. a 3 p. m.

“Para nosotros cada año que hacemos el iglú es una oportunidad más para ofrecerle alegría y entretenimiento a los niños, es un proyecto social que nos identifica”, explicó Federico Hong, gerente general de Beirute, empresa que cumple 33 años consecutivos de hacer esta linda actividad.

Ojo. Por motivos de seguridad no pueden ingresar niños en brazos, personas con yesos, muletas o sillas de ruedas, mujeres embarazadas o personas con operaciones recientes, debido a que podrían resbalarse y tener un accidente.

Los niños podrán estar dentro del iglú entre 15 y 20 minutos, dependiendo de la cantidad de chicos en espera.

Se permitirá el ingreso a chiquitos con una estatura mínima de 90 centímetros (deben caminar) y no se permiten adultos, a excepción de acompañantes de pequeños con alguna discapacidad.

Los asistentes deben ir bien abrigados, ojalá llevar una segunda mudada, utilizar zapatos cerrados y no se permite entrar con tacones o sandalias.

Los pequeños que pueden entrar al iglú deben medir más de 90 centímetros y no pueden entrar con tacones o sandalias. Alejandro Gamboa.
Los pequeños que pueden entrar al iglú deben medir más de 90 centímetros y no pueden entrar con tacones o sandalias. Alejandro Gamboa.
Entretenimiento de años

El iglú de San José existe desde 1986 y hasta el 2017 se ubicó en barrio Don Bosco, en las instalaciones de la empresa de refrigeración Beirute.

La idea de crear un iglú fue de Carlos Beirute, el fundador de la empresa, quien se lo construyó a su nieta María Alejandra, para que conociera la nieve, pero fue tal el éxito de este montaje, que cada diciembre se abrió al público.

El año pasado, la empresa se alió con la Municipalidad de San José y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) para reubicar el iglú y así ofrecer mayor espacio a los pequeños que lo visiten.

Refrigeración Industrial Beirute se encarga del montaje y operación de la estructura, que consiste en dos equipos base: uno para generar la escarcha (que simula la nieve) y otro que se encarga de mantener el iglú congelado.

Ambos sistemas fueron diseñados por ingenieros de la empresa. El espacio es de unos 80 metros cuadrados. Para que tenga una idea, una cancha de fútbol mide 90 metros de ancho por 120 de largo.