Eduardo Vega.30 diciembre, 2019

Un matrimonio alajuelense logró reaccinar cuando estaba punto de ser atropellado por la crisis laboral y pudo capearse la difícil situación inventándose un pequeño negocio que ha sido un exitazo en el lago Arenal, en el que se mezcla el ciclismo, al actividad física y la bellísima zona de la Fortuna de San Carlos.

Se llama “Water Bike Tour” (Aventura sobre el agua).

Aunque usted no sepa manejar bici puede disfrutar esta bella actividad en las aguas del lago Arenal. Cortesía.
Aunque usted no sepa manejar bici puede disfrutar esta bella actividad en las aguas del lago Arenal. Cortesía.

Doña Wendy Cárdenas y don Andrés Vega, ambos profesionales en aduanas y temas fiscales, se dieron cuenta que en este 2019 la crisis podría alcanzarlos y por eso comenzaron a analizar opciones para evitar quedarse guindando.

Mientras analizaban opciones para bretear en la propio, el destino amargamente los hizo profetas. A don Andrés lo despidieron de su trabajo en un almacén fiscal en el cual trabajaba después de estudiar comercio internacional en la Universidad Técnica Nacional (UTE).

Proyecto verde

Ya sin brete don Andrés, que algo había encaminado su análisis de un negocio nuevo, recibió el apoyo total de su esposa quien ya venía sufriendo exceso de cansancio por las largas jornadas laborales en una agencia de aduanas, así que como matrimonio decidieron que ella mejor dejara de trabajar para dedicarse de lleno a encontrar ese buen negocio que les ayudara a salir adelante.

No debe llevar bici, el invento las incluye y están puras tejas. Cortesía.
No debe llevar bici, el invento las incluye y están puras tejas. Cortesía.

“Como estos tiempos están muy de la mano con lo verde, lo ecológico, comprendimos que tenía que ser un proyecto amigable con el medio ambiente, pero… ¿qué hacemos? ¿a qué le apostamos nuestros ahorros?”, fueron las grandes preguntas que se hicieron Andrés y Wendy.

“En la Semana Santa pasada decidimos investigar algo que tuviese que ver con ecología y deportes, fue así como le llegamos al tema de bicicletas acuáticas y por suerte que conseguí un diseño que yo quería desarrollar, sin embargo, por nuestras facilidades con comercio internacional contactamos mejor un diseñador italiano y se logró hacer con él un trato de compra y venta internacional con exclusividad para evitar los piratas, así garantizamos que solo nosotros pudiésemos vender o tener el equipo en el país.

La atracción dura dos horas y un guía explica sobre las bellezas de la zona. Cortesía.
La atracción dura dos horas y un guía explica sobre las bellezas de la zona. Cortesía.

“Como tenemos experiencia en aduanas, analizamos los costos de ingreso y probamos con un equipo. Pagamos a un experto para que valorara lo que compramos y así pagar lo que se tenía que pagar, con el fin de evitar problemas con la aduana, pero no lo logramos, siempre nos retuvieron el equipo y nos multaron, tuvimos que bajar la cabeza, eso hay que entenderlo cuando se emprende, por más que lo intentas siempre pasan injusticias y es mejor ver para adelante”, explicó don Andrés.

Arenal en bici

¿En qué consiste este nuevo negocio? “Es de movilidad sostenible. Dos flotadores grandes y dos piezas de metal que se le ajustan a una bicicleta normal, un pequeño motor, entonces, cuando la persona pedalea gira el el motor haciendo avanzar los flotadores y se divierte mientras hace ejercicio.

“Aunque una persona no sepa andar en bicicleta, los flotadores funcionan como rodines y puede disfrutar de la experiencia ecológica sin problemas”, respondió doña Wendy.

Para ir siempre de la mano con la legalidad, ya este matrimonio inscribió la marca, sacó un anteproyecto en el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) por eso tienen todos los permisos, así como las respectivas pólizas del INS.

Para ir avanzando solo es necesario ir dando pedal, no hay que matarse mucho porque tiene un motorcito que ayuda. Cortesía.
Para ir avanzando solo es necesario ir dando pedal, no hay que matarse mucho porque tiene un motorcito que ayuda. Cortesía.
Dos alegres horas. El paseo vale 20 mil colones, usted recibe todo el equipo con la bicicleta; trabajan todos los días a partir de las 8 a.m. y hasta las 5 p.m., el tour dura aproximadamente dos horas, se les lleva a dos islas del lago y segue al mirador del Parque Nacional Volcán Arenal del lado de la península; un guía acompaña el viaje y se le da hidratación y chalecos salvavidas. Durante el viaje se le toman fotos y un video que se entregan de cortesía.

Explican los emprededores que sí se les está moviendo el negocito, sobre todo por la bulla que se está haciendo en redes sociales. Por ser ecológico ha gustado mucho y la gente comienza a llegarles para disfrutar de la experiencia.

“El único tour que te permite experimentar la aventura pura mientras te ejercitas y paseas a la vez en bicicleta sobre el agua”, es la frase de batalla de este matrimonio que no descarta para nada llevar este proyecto a otros lagos del país porque a los cleteros les encanta la idea de seguir pedaleando pero sobre el agua.

Solo apreciar esta vista no tiene precio. Ddoña Wendy Cárdenas y don Andrés Vega le dan el chance de recrear el alma.
Solo apreciar esta vista no tiene precio. Ddoña Wendy Cárdenas y don Andrés Vega le dan el chance de recrear el alma.

Si usted quiere pegarse la pedaleada y disfrutar de la naturaleza sancarleña, búsquelos en Facebook así: “ Water Bike Tour” o bien lláme al 8456-3000.

“No hay que tenerle miedo a nuevos proyectos de vida, sobre todo cuando la familia está apoyando al 100%”, Andrés Vega, microempresario.

Este tipo de viaje es para niños mayores de diez años y para personas que no lleven una gran carga encima porque el máximo peso permitido es de 120 kilos. Se recomienda a los aventureros llevar otra mudada y en los días bien soleados es mejor aplicarse bloqueador y usar gorra.