Shirley Sandí.16 septiembre

Las autoridades del Gobierno comenzaron este lunes con la entrega de los títulos de propiedad a personas que han vivido por más de 10 años en precarios ubicados en varios sectores de Los Guido de Desamparados.

Se comenzó con 33 familias y se espera beneficiar a 376. Para esto se amparan en la ley 9561 que autoriza al Instituto de Vivienda y Urbanismo (INVU) a donar las fincas de su propiedad. La inversión total es de ¢476 millones.

El presidente Carlos Alvarado hizo entrega de los primeros títulos de propiedad.
El presidente Carlos Alvarado hizo entrega de los primeros títulos de propiedad.

“Este es un día muy especial porque son 33 familias que pasan a ser dueñas de una tierra en la que han invertido y donde tienen sus hogares. Agradecemos al INVU por toda la gestión que permite darle su terreno a estas familias que se encontraban en condición de vulnerabilidad”, dijo la primera dama Claudia Dobles.

El asentamiento Los Guido inició en los años ochenta con personas provenientes de todo el país.

Algunas familias levantaron su casa sin tener titulación del lote que habitan, otras recibieron un bono que les permitió construir una vivienda; sin embargo, la situación de registro territorial no se realizó, continuando así con la condición de ocupación irregular.

Con la ley 9561, los ocupantes deberán demostrar ante el INVU que han vivido allí por un tiempo no menor de diez años anteriores a la entrada en vigencia de la ley.

Una vez que tengan la propiedad a su nombre, los beneficiarios podrán optar por un bono de construcción, ampliación o mejoras de la casita y el BANHVI les dará prioridad a dichos trámites.

La donación se inscribirá ante el Registro Nacional de la Propiedad con una limitación que prohíbe al nuevo propietario el traspaso, alquiler o el uso distinto del inmueble por un plazo de diez años, a partir de la fecha de otorgamiento de la escritura pública.