Felicia Arguedas.11 junio
El amor no tiene edad. Foto Mario Rojas, Archivo
El amor no tiene edad. Foto Mario Rojas, Archivo

Soy un hombre de 69 años, me gusta tener relaciones coitales con mi esposa, pero me preocupa que cuando eyaculo, la cantidad de semen ha disminuido.

Además, mi esposa, de 68 años, no desea ni caricias, ni abrazos fuertes. ¿Cómo puedo hacer para disfrutar más con ella?

Estimado lector, por la cultura de nuestra sociedad con respecto a las personas mayores, se originan comentarios y chistes muy agresivos que favorecen que las personas piensen que la sexualidad desde la longevidad no se dé.

Aclaremos algunas creencias sobre la sexualidad de esta población. La salud sexual geriátrica se define como "la expresión psicológica de emociones y compromisos que requiere la mayor cantidad y calidad de comunicación entre compañeros, durante toda la existencia de una relación de confianza, el amor, el compartir y disfrutar del placer, sea este con o sin coito”. Lo que se plantea es una “optimización de la cantidad de la relación” más que en la cantidad de actos coitales.

Existen cambios en los órganos genitales y la sexualidad, tanto en el hombre como en la mujer. Por ejemplo, en el hombre el aumento del tamaño de la próstata y la disminución en la producción hormonal y como consecuencia se disminuye el semen. Cuando baja la testosterona la erección requiere más tiempo y suele ser menos firme.

En las mujeres por el envejecimiento de los ovarios van a presentar menos lubricación y a la vez baja la elasticidad vaginal lo cual puede dificultar el coito y producir malestar en el momento de la penetración, pero se puede utilizar un gel a base de agua, recurrir a los recuerdos más bonitos que han vivido juntos y lo que hacían, crear espacios para el diálogo y la ternura. Acompáñense sin presión y entendiendo lo que están viviendo. Disfruten el estar juntos y compartan.

Hay muchas parejas mayores que se disponen a hacer cosas juntos e interesarse por los gustos y actividades de las parejas dando lo mejor de cada uno.

Felicia Arguedas, sexóloga
Felicia Arguedas, sexóloga