Rocío Sandí.12 mayo

Un grupo de educadores de la escuela León Cortés Castro, de Carrizal de Alajuela, hizo este miércoles una marcha pacífica en honor a Luis Arroyo Campos, quien murió el martes debido al covid-19.

Los maestros aprovecharon para pedirle al Ministerio de Educación (MEP) que suspenda las clases presenciales y que el curso lectivo continúe solo de manera virtual.

Maricel Solera, directora del centro educativo, dijo que todos los funcionarios de la escuela están muy golpeados por la muerte de Luis.

Los educadores marcharon en honor a los compañeros que ya no están. Foto: Cortesía.
Los educadores marcharon en honor a los compañeros que ya no están. Foto: Cortesía.

“Era un excelente profesional, daba clases a todos los grupos de la escuela y se había ganado el cariño de todos. Nos duele mucho saber que hay una mamá que está llorando la muerte de su hijo y una esposa que se quedó sin su compañero de vida, les deseamos mucha fortaleza.

“Por medio de nuestra marcha nos unimos al dolor de esa familia y manifestamos que sin salud no hay educación. Hay docentes que están dando su vida en el campo de batalla y esas vidas se apagan para siempre, es importante que las autoridades de educación analicen la situación y vean que estamos corriendo un riesgo muy grande si se mantienen las clases presenciales”, dijo la directora.

El recorrido salió de la escuela, pasó por el Ebáis, la iglesia, llegó al centro de Carrizal y luego volvió al centro educativo.

Pese a múltiples peticiones de educadores, centros educativos y sindicatos, el MEP sostiene la importancia de mantener el contacto presencial entre maestros y estudiantes.

Además, la institución asegura que hay una gran limitación para 320.000 alumnos que tienen problemas de acceso a dispositivos y conectividad a Internet, por eso defiende seguir con el sistema bimodal (presencial y virtual), ya que de lo contrario muchos estudiantes se verían afectados.