Eduardo Vega.16 marzo

A las 12:35 de la tarde de este lunes 16 de marzo, el presidente Carlos Alvarado; el ministro de Salud, Daniel Salas, y la ministra interina de la Presidencia, Silvia Lara, firmaron el primer decreto de estado de emergencia nacional no originado por un desastre natural.

La última vez que un presidente de Costa Rica decretó ese estado fue el 23 de noviembre del 2016.

Luis Guillermo Solís lo firmó entonces en medio de las consecuencias del huracán Otto, que azotó sobre todo Upala y dejó en todo el país 10 muertos, 40.000 damnificados y miles de millones de colones en pérdidas.

Este decreto de ahora se debe al coronavirus, del cual hay casos 41 confirmados. Va del 18 de marzo al 13 de abril e incluye el cierre de todas las fronteras del país (terrestres, aéreas y por mar).

Este lunes el país vivió una situación inusual en algunos supermercados en los cuales se vieron filas enormes, en uno limitaron el ingreso a grupos de 20 personas.

A las 12:35 de la tarde del lunes 16 de marzo del 2020, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada; el ministro de Salud, Daniel Salas y la ministra de la Presidencia, Silvia Lara, firmaron el decreto.
A las 12:35 de la tarde del lunes 16 de marzo del 2020, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada; el ministro de Salud, Daniel Salas y la ministra de la Presidencia, Silvia Lara, firmaron el decreto.
Nunca antes

También recordó el historiador que las erupciones del volcán Irazú, entre 1963 y 1965, sí llevaron a la firma de un decreto de emergencia.

Desde Nicaragua, grupos que seguían al doctor Rafael Ángel Calderón Guardia entraron a suelo nacional para tratar de derrocar al presidente José Figueres Ferrer.

Aquella vez ni siquiera hubo toque de queda porque la trifulca duró menos de siete días y las tropas invasoras no lograron pasar de las tierras de la vieja hacienda Santa Rosa, en Guanacaste.

También recordó el historiador que las terribles erupciones del volcán Irazú, entre 1963 y 1965, sí llevaron a la firma de un decreto de emergencia.

“Fenómenos naturales lo lograron, pero algo ajeno a eso, nunca", remarcó el profesor universitario.

“Para el 2009, cuando el país vivió una pandemia mundial como lo fue la gripe AH1N1, no hubo tal decreto. Lo que se hizo fue suspender la romería a la basílica de Los Ángeles y las vacaciones de quince días se ampliaron a una semana más. Este decreto por el coronavirus es histórico”, reconoció.

Nunca antes nuestro país había decretado un cierre casi total de fronteras ni el cierre de bares, salones de baile, casinos y actividades masivas por un tiempo aún indeterminado.

Tampoco se había suspendido en todo el país el curso lectivo en kínder, escuelas y colegios.

Las escuelas están totalmente vacías. Albert Marín.
Las escuelas están totalmente vacías. Albert Marín.
Alerta amarilla

El país sigue con la alerta amarilla por el coronavirus, eso no ha cambiado hasta ahora.

El estado de emergencia sirve, explicó el presidente Carlos Alvarado, para que las instituciones puedan trabajar coordinadas entre ellas.

Por ejemplo, el ministerio de Salud le dio autorización al ministerio de Seguridad Pública de cerrar bares y casinos que incumplan las normas.

El decreto también ayuda para que las platas se muevan más rápidamente de una institución a otra o para que, por ejemplo, la Caja desvíe fondos directamente a la lucha contra el coronavirus sin tener que pasar por el proceso normal de autorizaciones, algo que llevaría varias semanas.

Las fronteras por mar quedaron cerradas este lunes. Nada de cruceros.
Las fronteras por mar quedaron cerradas este lunes. Nada de cruceros.
Tres fases. La Ley Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias, Ley número 8488 del 22 de noviembre de 2005, se aplicó al decreto de emergencia nacional, por eso se contemplan las tres fases: fase de respuesta que incluye el decreto y todo lo que se haga para evitar el contagio masivo; la fase de rehabilitación, que le quita límites a los servicios de salud para actuar de forma sostenida y ampliada y la fase de reconstrucción, que permite los trabajos para que el país vuelva a la normalidad tras el control decretado del coronavirus.

El decreto facilita que desde Casa Presidencial se gire la orden de no permitir el ingreso por aire, mar y tierra y la Policía de Migración pueda ejecutarlo sin complicación alguna.

“De esto saldremos adelante como país, como un equipo trabajando unido y solidario”, Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica.

Incluso facilita, explican las autoridades de Salud, que se pueda utilizar un millón de dólares, unos 575 millones de colones de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica, para la lucha contra el coronavirus casi de forma inmediata.

En veremos

Todo el país está en estado de emergencia y eso incluye a una distracción como en el fútbol de primera división.

Por decisión de la Unafut la fecha 16 del torneo Clausura se jugará a puerta cerrada; no hay garantía que la fecha 17 sí se juegue. Las autoridades lo evaluarán con los días.

Y lo mismo con la decisión de no cerrar las puertas de iglesias católicas y templos de otras denominaciones religiosas.