Shirley Sandí.6 septiembre

Las queridas damas voluntarias del Hospital Nacional de Niños, esas señoras que donan su tiempo para ayudar en la atención de pacientitos, se quedaron sin la comida que les regalaban en este centro médico. Ya no tienen desayuno ni almuerzo.

Damas voluntarias que apoyaron en la atención de pacientes durante la epidemia de virus respiratorio sincitial. Fotos: Jorge Navarro
Damas voluntarias que apoyaron en la atención de pacientes durante la epidemia de virus respiratorio sincitial. Fotos: Jorge Navarro

Las 120 voluntariosas mujeres, que realizan esta noble labor desde hace 59 años, colaboran de 7 a. m. a 3 p. m. entre semana y de 7 a. m. a 12 m. d los sábados, por lo que les daban desayuno y almuerzo.

Sin embargo esta situación cambió desde hace un mes.

“Los alimentos que se compran son un bien público y como funcionarios públicos tenemos la responsabilidad de que sean utilizados solo para los propósitos que fueron destinados, y el propósito es la alimentación de los niños y de los empleados”, dijo la directora del HNN, Olga Arguedas.

120 damas voluntarias colaboran en el HNN

La doctora agregó que no existe un convenio o dictamen que los faculte a disponer de esos alimentos para obsequiarlos a grupos voluntarios.

“Con el dolor de nuestro corazón, tuvimos que tomar esta disposición”, Olga Arguedas, directora HNN.

"Otro factor es el espacio, nuestro comedor es el mismo que se abrió en 1964, cuando el hospital tenía 400 empleados y ahora somos 2 mil. Entonces a la hora de servir la alimentación ese comedor está abarrotado de personas y eso genera muchos retrasos en el servicio, lo cual tiene consecuencias importantes, había quejas de trabajadores que estaban durando demasiado y no podían llegar a tiempo a cumplir con su labor”, añadió la directora.

Arguedas enfatizó que esta decisión no desvirtúa el cariño que se le tiene al grupo de damas voluntarias y que incluso ellas no se disgustaron con la medida.

Seguirán adelante

Las Teja conversó con Yamileth Arias, presidenta de Asociación de Damas Voluntarias, quien aseguró que ellas nunca se quejaron por la medida y lo que trascendió fue una queja que se publicó en Cartas a La Nación, pero por parte de una persona que ni conocen.

En el Hospital Nacional de Niños colaboran 120 damas voluntarias . Fotografía José Cordero
En el Hospital Nacional de Niños colaboran 120 damas voluntarias . Fotografía José Cordero

“No quisiera referirme a eso porque ya solucionamos el problema dentro de la institución. Nosotras seguimos trabajando normal, las reglas hay que respetarlas, no tenemos ningún problema. Yo creo que nosotras no venimos a que nos den comida, nuestra labor está por encima de cualquier almuerzo, venimos a atender niños”, reflexionó doña Yamileth.

La doctora Arguedas aclaró que la Caja del Seguro dentro del salario de los trabajadores incluye un monto adicional para alimentación en los lugares donde no existe este servicio, pero en el caso del Hospital de Niños este pago adicional no se da ya que la comida se da en el comedor.

En dicho centro médico también ofrecen su colaboración estudiantes, extranjeros y grupos juveniles.