Eduardo Vega.28 mayo

“Yo hablé con ustedes a principios de mayo y le cuento que a esta fecha (miércoles 27 de mayo) está sucediendo justo lo que le dije, estamos llorando muchos muertos por día y el Gobierno sigue sin hacer nada para evitarlo.

“Oficialmente nadie acepta que por día se nos mueren diez nicaragüenses, tampoco aceptan que en los hospitales ya no cabe nadie y mucho menos aceptan que se registran más de 100 trabajadores de la salud contagiados, de esos, ocho ya murieron. A Nicaragua el coronavirus se le salió de las manos por no hacer nada.

“Ninguna guerra anterior en el país mató tanta gente. Aquí los muertos recién comienzan, debemos prepararnos para una mortandad inimaginable".

La funeraria La Amistad en Managua, trabaja duro haciendo ataúdes ante la muerte que trae el coronavirus. Foto AFP.
La funeraria La Amistad en Managua, trabaja duro haciendo ataúdes ante la muerte que trae el coronavirus. Foto AFP.

Este es el amargo resumen que hace el epidemiólogo nicaragüense, doctor Leonel Argüello, especialista en epidemiología, quien es miembro del Comité Científico Multidisciplinario el cual se formó para el tratamiento del coronavirus en nuestro hermano país del norte y que reúne a profesionales en diferentes campos de la medicina y el cual no forma parte del Gobierno.

Curva para arriba

El especialista explica que el COVID-19 ahora sí está en todo el país y que la curva de contagios apenas comienza a subir y sin nada que la detenga.

El doctor está en Managua y nos confirma que la gente sigue reuniéndose, asiste a espectáculos públicos masivos, así como a eventos deportivos. Además, los centros de estudio siguen abiertos con normalidad.

Los problemas en el manejo de la pandemia son muchos, de acuerdo al doctor, uno de ellos es que los trabajadores del sector salud no tienen el equipo de protección necesario y al pueblo nadie le da instrucciones oficiales de cómo comportarse.

“Las zonas rurales están dejadas a la mano de Dios, ahí la gente no mueve un dedo para protegerse, eso significa que el coronavirus hará lo que quiera, y para agravar más la situación, son las zonas con menos agua potable”, reconoce el doctor Argüello.

De acuerdo al último reporte del ministerio de Salud de Nicaragua, hay 480 contagiados y 18 fallecidos, sin embargo, doctores, líderes políticos y comunales de todo el país se organizaron para mantener datos reales, ya que consideran que las autoridades del Gobierno no reflejan la crisis.

Este grupo se llama Observatorio Ciudadano COVID-19 Nicaragua y ellos aseguran que el país registra al día de hoy 2.408 casos positivos de coronavirus y 598 fallecidos.

“Ahora sí se ven y mucho los muertos. Se ven en los hospitales, aunque los escondan, se ven en las casas, en los funerales que están haciendo en las madrugadas, algo que jamás sucedió en Nicaragua, nadie enterró nunca a sus muertos de noche y de esos entierros hay evidencias.

Por más que trabajan, las funerarias no están dando abasto con tanto ataúd que necesitan. Foto AFP.
Por más que trabajan, las funerarias no están dando abasto con tanto ataúd que necesitan. Foto AFP.

"Por el momento, los departamentos con más fallecidos son Managua, Chinandega, Matagalpa, Masaya y León, pero como le dije, en las zonas rurales no se hace nada”, aclaró el especialista, quien recordó que la Organización Mundial de la Salud ya catalogó a Nicaragua con riesgo 4, lo cual es un contagio comunitario.

Terror de trabajar

Reconoce el epidemiólogo nicaragüense que todos los empleados del sector salud tienen terror de trabajar, por el contagio y por exponer a sus familiares, ya que ni siquiera les suministran mascarillas.

“Nosotros nos organizamos y hemos repartido cinco mil caretas plásticas, pero eso no alcanza, eso es una gota de agua en el desierto. ¿Sabe qué les dice el Gobierno a los trabajadores de salud? Que si creen que necesitan protección, que se lo compren.

Mortandad. “Nicaragua parece una película de terror, solo que es la vida real. Organismos calculan que habrá unos 50 mil fallecidos, incluso el Incae proyecta 68 mil.

“Un equipo, no de los buenos, pero que sí ayuda a proteger le costaría a una enfermera unos 135 dólares (unos 77 mil colones) y ellas ganan 200 dólares (unos 115 mil colones) al mes, o sea, o se protegen o comen”, advierte el médico.