Nacional

“Don Gato” sigue firme como el “papá” de los misingos del mercado Borbón

Ya no tiene las gateras, pero va una vez al día a darles de comer y vela por la salud y la castración de su propia bolsa

Escuchar este artículo

La gente de buen corazón jamás pasa de moda, es por eso que este 8 de agosto que se celebra el Día Internacional del Gato, es imposible no recordar el amor y la entrega que le tiene don José Vargas Arrieta, mejor conocido como “Don Gato”, a los misngos.

Este señor es el “papá” de los más de 40 gatos que viven el mercado Borbón de San José.

Contra viento y marea, sigue dando su lucha para que todos los animalitos que viven en el Borbón sean bien tratados, tengan al menos una comida al día, estén castraditos y, lo mejor de todo, logren un hogar que los adopte.

Ya el tema con “Don Gato” se lo presentamos desde hace unos tres años, cuando eran los días alegres para don José porque la administración del mercado, de la mano con el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), le permitió tener una gatera, o sea, un pequeño cuartito en el que encerraba a los gaticos enfermos para curarlos, a los recién castrados y a las gatas embarazadas, para luego atender las crías, desparasitarlas, castrarlas y darlas en adopción.

Desde el año pasado el Borbón le puso candado a la gatera, que estaba en el sótano del lugar, pero eso no le bajó para nada el ánimo, al contrario, este domingo 7 de agosto que lo contactamos nos dijo que con más fuerza se encarga de vigilar por sus amados peluditos.

“El Borbón tiene dos situaciones difíciles con el tema de los gatos, por un lado, están los gatos propios de ahí, que son como unos 40, por el otro, para mucha gente el Borbón se ha convertido en un botadero de gatos y llegan a dejar al menos siete por semana.

“Por las noches es cuando deambulan todos juntos y son muchísimos. También gatos de otros locales cercanos llegan porque las gatas se ponen en celo, en fin, nunca dejan de haber gatos, yo no los puedo abandonar. No tienen a nadie más. Nadie se preocupa por ellos”, asegura.

Todas las noches, después de las 7 p. m., la vida de don José se detiene para dedicarle varias horas a la alimentación de los mininos.

Les lleva alimento, les pone agua, se pone bien avispado para detectar a los enfermitos y a las embarazadas y cada vez que recoge alguna platica, se lleva a unos tres, cuatro y hasta cinco a castrar.

Siempre aparecen buenos corazones que le echan el hombro con la compra de alimento, pero como es normal, nunca terminan de alcanzar las ayudas.

“Todas las noches yo le doy de comer a unos 150 gatos, porque no solo a los del Borbón atiendo, también a los de los locales vecinos, es que en esa zona hay demasiados… y antes había muchos más, lo que pasa es que he ido castrando y eso ayuda a que la población baje”, reconoció.

Tres

El Día Internacional del Gato tiene tres fechas: el 20 de febrero, que nació en Estados Unidos; el 8 de agosto, elegido por el Foro Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) para rendir tributo a todos los gatos y el 29 de octubre, también estadounidense.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.