Shirley Sandí.7 mayo

Estar más tiempo metidos en casa provocó que el recibo de la luz se disparara.

El teletrabajo definitivamente hace gastar más luz. Foto de Jorge Castillo
El teletrabajo definitivamente hace gastar más luz. Foto de Jorge Castillo

Así lo reconoció la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), la cual advirtió que con solo un aumento pequeño de unos 43 kWh en el consumo, una familia promedio puede pasar el límite establecido y por lo tanto cobrarles el IVA en el recibo, lo que se reciente en el bolsillo.

Este límite de 280 kWh es el establecido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que entró en vigencia a partir de julio del 2019.

“Hemos visto con preocupación el incremento en los recibos de los usuarios de la empresa. El principal impacto que sufren los hogares es que, con pequeños incrementos en la variación de su consumo, producto de estar más en casa por la pandemia, sobrepasan los 280 kWh y se les debe cobrar el 13% del IVA”, explicó Laura Castro, directora comercial de la ESPH.

El coronavirus nos ha exigido estar más tiempo en casa. Fotos: Jorge Navarro
El coronavirus nos ha exigido estar más tiempo en casa. Fotos: Jorge Navarro
Pa’ rriba

Según los estudios realizados por la ESPH, los usuarios variaron sus hábitos de consumo y por consiguiente el monto de sus recibos.

Por ejemplo, en un sector residencial de San Isidro de Heredia que llamaremos "A", se pasó de un consumo promedio en marzo del 2020 de 266 kWh a 309 kWh en abril de este 2020, lo que representa un incremento del 16%.

En otro sector del mismo lugar que llamaremos "B" se pasó de 250 kWh en marzo a 284 kWh en abril del 2020 para un incremento del 13,6%.

Estas diferencias se incrementan en el costo final de la factura eléctrica, ya que las tarifas de energía en el país funcionan de forma escalonada.

Por ejemplo, el costo actual del kWh en la ESPH es de 73,40 colones en los primeros 200 kWh, a partir de ahí se cobran 94.91 colones y después de un consumo mayor a los 281 kWh al mes, se debe cobrar el 13% de IVA sobre la factura, lo que representa en el caso “A” un incremento del 35% y en el caso “B” un incremento del 31%.

"Como ESPH nos preocupa la situación del pueblo y de cómo han venido siendo afectados por la crisis. Es en estos momentos en que el Gobierno debe ponerse la mano en el corazón y variar por algunos meses el tope de consumo para el cobro del IVA en los servicios públicos. Que sean quienes consumen más quienes paguen este impuesto y no personas que debido a las condiciones actuales están en sus casas sin trabajo, con jornada reducida o teletrabajando para llevar sustento a sus familias”, Allan Benavides, gerente ESPH.
Ojo a los vampiros

La ESPH recomendó ponerle atención a los “vampiros energéticos” que son los electrodomésticos de alto consumo y que terminan elevando la tarifa de energía a nivel residencial.

La mayoría de estos “vampiros energéticos” son objetos que tienden a calentar y por consiguiente a consumir más energía como la cocina, la ducha, la plancha, el horno tostador, la freidora de aire, entre otros.

Además, hay electrodomésticos que por su antigüedad pueden consumir mucho más que otros más modernos, un ejemplo de esto es la refrigeradora, una antigua consume hasta cuatro veces lo que consume una moderna.

Ejemplos de “vampiros energéticos”:

1. Usar la cocina 1 hora diaria en un mes significa 240 kWH. Esto representa cerca de ₡17.600 al mes.

2. Abrir la puerta del refrigerador más 25 veces todos los días en un mes significa 30 kWh. Esto representa ₡2.200 en un consumo menor a los 200 kWh al mes.

3. Usar la termoducha una hora diaria en un mes significa 165 kWh. Esto representa cerca de ₡12.000 en un consumo menor a los 200 kWh al mes.

4. Usar el coffee maker, el hornito y le microondas todos los días 30 minutos en un mes significa 60 kWh. Esto representa cerca de ₡4.400 en un consumo menor a los 200 kWh al mes.