Shirley Sandí.25 junio

Con el anuncio de que Pavas elevó su alerta a naranja por la explosión de casos de COVID-19, las redes sociales comenzaron a llenarse de memes recordando que el distinguido barrio de Rohrmoser y otros sectores caché, también son parte de este populoso distrito josefino.

El expresidente Abel Pacheco en las votaciones del alcalde en febrero pasado . Foto Alonso Tenorio
El expresidente Abel Pacheco en las votaciones del alcalde en febrero pasado . Foto Alonso Tenorio

Dos expresidentes de la República viven en Pavas y tendrán que someterse, al igual que todos los ciudadanos, a las restricciones que ya rigen en esta zona.

Uno de ellos es el exmandatario Abel Pacheco (2002-2006), quien vive en el sector residencial de La Florida.

“Mi profesión es médico, entonces tengo mis razones y conocimiento de causa para estar muy asustado. Aún sin haber sido Pavas declarado en amenaza, mi preocupación era grande, la gente no ha entendido que esto es grave y que si no nos sometemos a lo que dice el Ministerio de Salud en Costa Rica ocurrirá una gran tragedia”, aseguró Pacheco.

El exmandatario recordó que debido a sus padecimientos tiene “varios números de la rifa”, porque es un adulto mayor de 86 años, hipertenso y diabético, factores de riesgo ante el coronavirus.

“Siendo un hombre ya mayor, mi vida no ha cambiado mucho con esta pandemia, yo salía muy poco desde antes, voy a la finca que tengo cada quince días y no me bajo en ningún lugar”, comentó el socialcristiano, quien reconoció que prefiere usar caretas plásticas más que las mascarillas, ya que son menos incómodas y se puede respirar mejor y el cuidado que debe darle es sencillo porque consiste en limpiarlas continuamente con alcohol.

Su burbuja

Don Abel vive solo con su esposa, Leila Rodríguez, ella es su burbuja social. Dijo que cuando los visitan algunos de sus hijos guardan tres metros de distancia, pero ante las circunstancias prefieren hablarse por teléfono.

Los nietos y bisnietos tienen suspendidas las visitas. Solo unos poquitos llegan a que el abuelo les ayude con los estudios.

Pacheco asegura que la pandemia se está manejando bien desde su punto de vista médico.

“Tenemos un excelente ministro de Salud, conste, no pienso muy bien que digamos del Gobierno, pero del ministro Daniel Salas tengo el mejor de los conceptos, es un magnífico médico y excelente epidemiólogo que sabe con lo que está tratando. Eso sí, no quisiera estar en sus zapatos”, comentó con su característico sentido del humor.

Óscar Arias hizo un llamado a la gente a hacer caso a las disposiciones que emite el Ministerio de Salud. Foto José Cordero.
Óscar Arias hizo un llamado a la gente a hacer caso a las disposiciones que emite el Ministerio de Salud. Foto José Cordero.

Le consultamos a don Abel sobre su caso que es ejemplo que el COVID-19 toca a todas las clases sociales y sobre las acciones de la Policía en fiestas en barrios marginales y las críticas por la falta de acción en una actividad de ricachones en Escazú.

“La pandemia no discrimina, tengo la dicha que vivir en una zona que es residencial, yo vivo en La Favorita. No por eso dejan de preocuparme mis vecinos”, Abel Pacheco, expresidente.

“Ahora por razones de hacinamiento las clases más pobres están más expuestas al riesgo, sobre todo en los grupos de inmigrantes que viven aquí con nosotros. Mientras la gente no entienda que hay que mantener distancia, vamos a ir perdiendo la batalla”, consideró Pacheco.

La casa del expresidente Oscar Arias está en el límite que divide la parte de Rohrmoser que pertenece a Pavas. foto Alonso Tenorio
La casa del expresidente Oscar Arias está en el límite que divide la parte de Rohrmoser que pertenece a Pavas. foto Alonso Tenorio
En el límite

Precisamente en el límite de Rohrmoser que divide la parte que pertenece a Pavas con la que es de Mata Redonda, vive el expresidente Oscar Arias (1986-1990 y 2006-2010), cuya casa es referente en materia de direcciones en ese sitio.

Ese límite se marca en la calle 78 que va de norte a sur, y va precisamente de la casa de Arias o el consulado chino, hacia Pavas.

“Esto nos obliga a ser más responsables, cuidadosos y a observar al pie de la letra las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud”, comentó escuetamente Arias ante la noticia de que su hogar era parte de la alerta y que ahora deberá usar mascarilla obligatoriamente cuando salga.

88 mil habitantes tiene el distrito de Pavas.

También reconoció que la pandemia toca todos los estratos sociales y no tiene fronteras de ninguna especie.

Según comentó el director de la Policía Municipal de San José, Marcelo Solano, Pavas es el distrito más populoso de San José. Cuenta con 88 mil habitantes, se divide en 23 barrios y cuenta con 13 precarios en los que habitan unas 15 mil personas.

En estos precarios hay una ocupación promedio de hasta 7 personas por rancho.

“En este distrito está la zona industrial más importante de San José, la embajada de Estados Unidos, el consulado chino, el aeropuerto Tobías Bolaños, el estadio Ernesto Rohrmoser, AyA, Plaza Mayor, Plaza Rohrmoser, todos los edificios de apartamentos alrededor del parque El Café, además de la casa de muchos artistas, empresarios y políticos”, aseguró Solano.