Nacional

Funcionarios de la CCSS aprenden bolados para detectar casos de trata de personas

Los trabajadores reciben capacitaciones para rescatar a las víctimas cuando llegan a consultas médicas

Escuchar este artículo

Unos 2.500 funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) están capacitados y trabajan de forma activa en la detección y atención de víctimas de trata de personas.

Lorna Gámez Cruz, coordinadora del Programa Institucional para la Equidad de Género y representante de la Caja ante la Coalición Nacional Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la trata de personas, explicó que esta capacitación se realiza por medio del proceso de “Formación de formadores”, en el que se realizan entrenamientos permanentes para que trabajadores aprendan a identificar este tipo de flagelo cuando la víctima consulta en los establecimientos de salud.

“Nieta” de los Hijos del Diablo vivió en el infierno

“Este año hemos enfocado el proceso de capacitación a los funcionarios del hospital San Rafael de Alajuela por ser el centro de salud más cercano al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, esto porque en su mayoría son personas extranjeras las que son víctimas de esta situación. En años anteriores hemos capacitado a los funcionarios de la CCSS que están en zonas fronterizas”, detalló Gámez.

El objetivo de estas capacitaciones es que los equipos estén atentos ante situaciones anormales, por ejemplo, cuando una persona llega sin documentación a los centros de salud; o bien, si el acompañante tiene los documentos y no se los entrega al usuario.

También si una persona que no tiene relación con el paciente exige ingresar durante la atención médica.

“Son casos muy complejos, pues hay diferentes tipos de trata. La más común es la de explotación sexual de mujeres. A nivel nacional en 2021 se detectaron 21 casos y para este 2022 se registran 13”, informó la trabajadora de la Caja.

Este delito se describe como el proceso en cual se recluta, encubre, transporta y obtiene una persona, a través de la fuerza, el fraude y el engaño, con el fin de someterla a explotación.

La licenciada Gámez resaltó que en Costa Rica los casos más frecuentes son la explotación sexual y laboral, donde las víctimas son personas vulnerables, que son engañadas y explotadas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.