Nacional

Iglesias católicas y templos evangélicos mantienen aforo en 500 personas para no pedir código QR

Católicos y evangélicos aclaran que para ir a misa o el culto solo se deben respetar los protocolos higiénicos

La Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC) optaron por no pedirles el código QR a sus fieles que vayan a los templos, por lo cual deben mantener en menos de 500 personas el aforo para sus ceremonias.

Las autoridades de salud explicaron que a partir del 1 de diciembre se necesitará un código QR (personal y confirma quienes ya tienen sus dos dosis de la vacuna contra el covid-19) para ingresar a comercios y a actividades.

La Conferencia Episcopal hizo referencia a las normas dadas: “No obstante, en esta misma resolución publicada en La Gaceta este viernes 15 de octubre, se indica el permiso de no presentar este certificado, ‘en las actividades, organizaciones o congregaciones en sitios de adoración, siempre y cuando se mantengan y cumplan los protocolos higiénicos’”.

Mauricio Valverde, director ejecutivo de la FAEC, dijo: “Lo primero que tenemos que decir es que creemos en la salud del país, creemos en los procesos de vacunación, creemos en la vacuna, tanto así que muchas iglesias en el país han abierto sus puertas para ser vacunatorios. También creemos en cumplir y velar por el cumplimiento de los protocolos.

La Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), le aclaran a todos sus feligreses que para ir a misa o al culto, en cualquier parte del país, no se necesitará el código QR

“El ministerio de Salud nos ha dado dos opciones: que sigamos igual, con un ingreso máximo de 500 personas sin que pidamos el código QR. También se nos ofreció aumentar un 30% más (a 80% de capacidad), pero pidiendo el código QR.

“Nosotros como Federación dijimos no a pedir el código QR porque no le vamos a cerrar las puertas a nadie. La gente llega con profundas necesidades emocionales, físicas, económicas, y tenemos la obligación de atenderlos”.

A iglesias y templos se debe cumplir con: mascarilla, mantener un distanciamiento de 1,8 metros, respeto de las burbujas sociales y respeto a no más de 500 personas, lavado de manos antes de ingresar y llevar su propio alcohol en gel. No se puede olvidar el estornudar de la forma correcta.

Tanto los obispos como los pastores les dicen a sus feligreses que el código QR no será necesario, siempre y cuando todos los que asistan a misas y cultos sean respetuosos de los protocolos y así se los hizo saber el ministerio de Salud.

Salud hará visitas sorpresa a iglesias y templos para ver si se están respetando las medidas, si se descubre que no, entonces sí podría ser que en misas y cultos pidan el código QR.