Franklin Arroyo.17 agosto, 2019

¿Se acuerda del boogie, un baile que movía los esqueletos a finales de los ochentas y principios de los noventas, cuando agarró un nuevo aire?

Pues este domingo en San Ramón lo revivirán y de qué manera.

El famoso boogie consiste en dos o tres pasos muy sencillos que la gente se echaba de forma grupal, a manera de una coreografía, y es la actividad reina del baile del acetato. Es decir, con eso cierran.

Álvaro Zamora es un fiebre de la música y de los acetatos.
Álvaro Zamora es un fiebre de la música y de los acetatos.

El baile será en el Centro de Cultura Social de San Ramón a partir de las 2 de la tarde y hasta las doce de la noche. Esta actividad ya es tradicional pues cumple 17 años y se realiza dos veces en el año.

Don Álvaro Zamora, el padre de esta actividad y quien pone toda la música, dijo que el año pasado fue impresionante ver como cerca de mil personas bailaron el boogie en una gran coreografía. Esta vez quiere igualarla o superarla.

La entrada cuesta solo tres rojitos y dentro del enorme salón venderán bebidas y comidas.

Zamora promete que pondrá mucha música de gran variedad de estilos, de los sesentas, setentas, ochentas y noventas. Habrá sets de rock (en español y en inglés), reggae, disco, cumbia, salsa, merengue y la decoración del lugar está hecha con acetatos. ¿Los recuerda?

“El baile es ideal, para todos los que vivieron esas épocas, pero viera que va mucho joven. El promedio son de 35 a 50 años".

Añadió el organizador que la mayor parte de los asistentes son de San Ramón, pero aclara que el evento tiene características nacionales.

“Va a venir gente de Limón, de Turrialba, de todo Occidente como Palmares, Grecia, también de Puntarenas y, por supuesto, de Alajuela, Heredia y San José”.

Ya lo sabe, si quiere pasarla bien, mover el esqueleto y conocer gente, lléguese a Moncho este domingo