Franklin Arroyo.26 mayo

Kenneth Castro y Benjamín Núñez se iban a casar en una fecha cercana al 26 de mayo, como tantas otras parejas homosexuales lo habían planeado.

Pero la pandemia del coronavirus afectó sus planes y debieron posponer la actividad que incluía una recepción para más de cien personas en La Garita de Alajuela.

Kenneth Castro y Benjamín Núñez bridan por el significado de este martes 26 de mayo. Foto: Cortesía
Kenneth Castro y Benjamín Núñez bridan por el significado de este martes 26 de mayo. Foto: Cortesía

Ellos viven en Pérez Zeledón y el 10 de julio del 2017 hicieron una boda simbólica, en Heredia, donde hubo abogado (firmaron un contrato de convivencia), anillos, rituales alusivos a matriminos, invitados, como si hubiera sido un matrimonio de verdad.

Desde ese momento, la pareja manifestaba su deseo de contraer matrimonio formalmente y que esperarían al momento en que esa figura fuera legal en Costa Rica. Aún no se había hecho la consulta a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero ya se daban algunos intentos individuales de casamientos.

Sin embargo, dos años y medio después, cuando el matromono entre parejas del mismo sexo se legalizará, la pandemia del COVID-19 se atrevesó en el camino de Kenneth y Benjamín- Ellos ya habían empeazado a mirar opciones de salones desde febrero y en marzo empezaron a sentir la incertidumbre de realizar o no el matrimonio, que se agudizó con el primer caso anunciado de coronavirus, el 6 de marzo.

Luego, vinieron más casos y más casos hasta que, sin precisar la fecha exacta, decidieron suspender la boda. Al menos no habían dado ningún enganche. Esa misma situación es la de muchas parejas homosexuales que debieron posponer ese momento.

La pareja fue invitada a una carroza en una de las marchas del orgullo gay en el 2019. Foto: Archivo
La pareja fue invitada a una carroza en una de las marchas del orgullo gay en el 2019. Foto: Archivo

“Los planes nuestros era hacerlo después del 27 de mayo mañana miércoles), en el fin de semana que seguía o al siguiente y estábamos cotizando lugares. Ya teníamos uno y los planes giraban en torno a ese sitio”, dijo Kenneth.

Los hombres tenían la decoradora lista, y habían resuelto el tema del Catering Service y toda la logística al menos a nivel de conversación.

55 parejas han hecho su solicitud de matrimonio al registro, según confirmó el domingo Gia Miranda, directora ejecutiva de Sí acepto.

“Con el primer caso empezamos a hilar más delgado y lo pensábamos, inicialmente en hacer la actividad con menos invitados hasta que al final decidimos posponerlo porque el COVID-19 empezó a propagarse rápido”, añadió Kenneth.

Tristones

Benjamín y Kenneth sintieron algo de cabanga cuando tomaron la decisión pero al día de hoy no están arrepentidos.

La pareja pospuso los planes para diciembre del 2020 o enero del 2021, dependiendo del comportamiento de la pandemia. Ellos quieren casarse y celebrarlo como se debe porque quieren hacer valer el derecho de realizar una boda con amigos, con familiares y con todas las de la ley.

Jazmín Elizondo y Laura Flores Estrada se casaron pero su matrimonio fue anulado por el TSE.
Jazmín Elizondo y Laura Flores Estrada se casaron pero su matrimonio fue anulado por el TSE.

“Todo será en su momento, no vale la pena correr. Alguien nos dijo que fuerámos al registro y ya, pero para nosotros casarnos tiene un significado más allá. Nos ha costado y cuando lo hicimos fue un acto simbólico, ahora sentimos que podemos hacerlo bien y por eso festejarlo con todas las de la ley”.

Kenneth explicó que genera un gran orgullo saber que en Costa Rica las parejas del mismo sexo se pueden casa.

“Esta generación lo va a vivir en carne propia y quedará para las próximas generaciones que no tendrán que vivir con miedo, como me tocó a mi en mi adolescencia, que sufrí bullying por mi afinidad sexual”.

Dijo que son muchas personas las que se han visto involucradas para que el matrimonio igualitario sea una realidad.