Shirley Sandí.28 mayo

Las vacunas contra la influenza se fueron com pan caliente y muchos se quedaron con la ganas de ponérsela.

La doctora Leandra Abarca, de la subárea de vigilancia epidemiológica de la Caja Costarricense del Seguro Social, contesta diez preguntas sobre lo que sucedió.

La campaña concluirá en cuatro o cinco semanas luego un interés extraordinario de personas que nunca antes se habían vacunado y agotaron las vacunas disponibles.

La CCSS envió esta información sobre la campaña.

1. ¿Cómo marcha la aplicación de la vacuna de influenza?

En todas las regiones las áreas de salud han puesto el 80% de las dosis adquiridas de influenza de adultos y, donde aún quedan vacunas, se aplican en la población encamada, visitando pacientes casa por casa y población de riesgo que continúa asistiendo a los vacunatorios.

En el EBAIS de Coopesalud que cubre el área de San Rafael Arriba de Desamparados, se aplicó la vacuna. Fotos: Mayela López
En el EBAIS de Coopesalud que cubre el área de San Rafael Arriba de Desamparados, se aplicó la vacuna. Fotos: Mayela López

En esta campaña hemos notado que las personas de grupos de riesgo que históricamente no se vacunaban acudieron a los ebáis para ponérsela, de ahí el avance rápido de la jornada

2. ¿Qué pasa con las personas que no alcanzaron a vacunarse?

Las personas que no logramos vacunarnos (ya sea porque no soy de grupo de riesgo, o porque cuando llegué al ebáis ya no había vacunas) nos vamos a ver protegidos por la inmunidad colectiva o de rebaño.

Además, todos (tanto los vacunados como los no vacunados) debemos de seguir fortaleciendo las otras medidas de prevención de transmisión de enfermedades: lavado de manos, protocolo de estornudo, distanciamiento social, limpieza de superficies.

3. ¿Por qué no hubo vacuna para todos?

La jornada de vacunación contra influenza estacional no es una vacunación universal -para todos-; es más bien una vacunación por grupos de riesgo, establecidos así por la Comisión Nacional de vacunación y Epidemiología. Incluso, en los últimos cuatro años, nos quedaban vacunas tras el llamado a la comunidad y había que hacer un esfuerzo extraordinario para colocarlas por eso la compra del año se basada en la experiencia de los años anteriores, dado que no es un producto que no puede guardarse de un año para otro. El interés de vacunarse de este año es algo extraordinario a tal punto que es posible que, para el próximo año, se intenten comprar más dosis de millón cien mil que hemos adquirido este año.

4. ¿La gente que no han logrado vacunarse han mostrado decepción? ¿Puede esto afectar el compromiso con las vacunas porque esta vez quedaron fuera?

Entendemos esa decepción y estamos felices con la gran aceptación que se tuvo de la vacuna de Influenza este año. Vamos a trabajar en ampliar las posibilidades para el próximo año y les pedimos que noten que la protección de un millón cien mil personas también los cubre a ellos. El país ha logrado la meta propuesta a nivel de la colectividad. Parece una meta pequeña, pero es algo que era difícil de hacer años anteriores. Más bien miro el crecimiento en la vacunación como una confirmación de la confianza en la vacunación y un deseo de protegerse con ese medicamento.

5. ¿Se puede hacer alguna compra extra de vacunas para este año?

Es difícil. El país realizó los trámites para adquirir dosis extras y, lamentablemente, debido a las características de esta vacuna, la Organización Panamericana de la Salud no tiene disponibilidad de vacunas para venderle a ningún país. La vacuna de Influenza es una vacuna diferente cada año, que se produce acorde a las necesidades de los países desde un año anterior y a la aceptación que tiene la vacuna entre la población.

6. ¿Se revisará la compra para el próximo año?

Sí, efectivamente, la “Comisión nacional de vacunación y epidemiologia” solicitó un aumento de las dosis a adquirir para el próximo año. Se están realizando todos los estudios y la planificación para poder aumentar las dosis para la jornada de influenza del 2021. Su alcance dependerá de varios factores, como la disponibilidad del dinero del sistema de salud, pero hemos enterado a las autoridades de que esa es la necesidad manifestada.

7. ¿Por qué este año el comportamiento ha sido atípico?

Hay muchos motivos que hacen que este año la jornada haya sido diferente a los cuatro años anteriores. En primer lugar, creo que esto sucede debido a la emergencia mundial por la COVID-19. Es una enfermedad respiratoria que ha causado tanto daño y tanta atención pública que la población ha estado mucho más sensibilizada a la vacuna contra influenza, la cual es otra enfermedad respiratoria.

Esto ha hecho que este año se vacunaran personas que no lo hacían en años anteriores, seguramente animadas por la protección. Desde el punto de vista del país, las dosis colocadas provocan gran beneficio y es suficiente para decir que hemos bajado el riesgo de enfermarnos con comunidad. Pero nos alegra que haya una percepción positiva hacia la vacunación contra la influenza.

8. ¿Los ebáis que se separaron del criterio de fecha desde el primer día avisaron a la comunidad?

Inicialmente, con el propósito de cumplir con las normas de prevención de la COVID-19 establecidos, se planificó la vacunación por letra de apellido y evitar aglomeraciones en los vacunatorios; sin embargo, gran porcentaje de la población de riesgo acudió a vacunarse independientemente de su letra de apellido. Además, por conocimiento del comportamiento de los vecinos, muchos otros ebáis, establecieron sus estrategias de vacunación y avisaron a sus comunidades sobre estas modalidades.

9. ¿Hay garantía de que las personas vacunadas son de los grupos de riesgo?

Efectivamente, existen metas de cobertura en los grupos de riesgo establecidos en los lineamientos y los equipos locales deben de cumplirlas. Hubo alguna confusión porque la hipertensión es causa de riesgo en la COVID-19 y no estaba consignada en causa de riesgo para la campaña de influenza. Sin embargo, hemos explicado esta situación tantas veces como ha sido necesario.

10. ¿Considera exitosa la campaña?

Es una jornada muy exitosa desde el punto de vista del plan original. Tanto es así que las dosis planificadas se están aplicando en tiempo récord. Es importante que en la comunidad sepa que hemos tomado nota del interés por esta vacuna y hemos dispuesto las acciones necesarias para tratar de ampliar la cobertura en próximos años. Sin embargo, también es oportuno pensar que, vacunados y no vacunados, tenemos un ambiente más seguro gracias a la jornada.