Rocío Sandí.11 mayo

Una terapia alternativa con ozono está dando buenos resultados en países como Cuba, México y España a la hora de tratar a enfermos de covid-19.

Aunque únicamente se ha usado en grupos pequeños y la evidencia científica no permite decir que funciona, hay medios de comunicación que dan cuenta de las bondades del tratamiento.

La revista española Ozone Teraphy Global Journal informó que los resultados obtenidos en enfermos de coronavirus internados en Madrid, cuyo estado era de moderado a grave, señalaron claramente los enormes beneficios de la solución salina ozonizada, que desinflama los pulmones y ayuda a evitar trombosis.

El ozono se puede aplicar por vía intravenosa. Foto: Grupo Nación.
El ozono se puede aplicar por vía intravenosa. Foto: Grupo Nación.

La revista sostiene que en solo 24 horas los pacientes tratados experimentadon una desinflamación importante y les bajó la fiebre y la fatiga.

A las 72 horas la saturación de oxígeno en todos había mejorado notablemente (hacia el 96- 98%), al quinto día se rebajó la medicación en la mayoría y les dieron la salida. El equipo médico no observó efectos secundarios ni se registraron fallecimientos, según el artículo.

El ozono se usa desde hace más de 50 años y además de tener un uso médicos se aplica para hacer limpiezas en consultorios y casas, también en esterilizaciones.
Menos días internados

El médico costarricense Esteban Coto explica que el ozono se obtiene al separar las moléculas del oxígeno y asegura que el proceso de aplicación es sencillo, rápido y económico.

“Entre las ventajas que da este tratamiento está que disminuye los días de internamiento de los pacientes, que sería de mucha ayuda en Costa Rica en este momento porque los hospitales están saturados por pacientes de covid; además, la ozonoterapia no interfiere con otros tratamientos”, afirma.

“Se ha visto que disgrega o separa los glóbulos rojos y eso hace que se oxigenen mejor, baja la inflación en los pulmones y pareciera que también ayuda a evitar la entrada del virus en el cuerpo”, explicó Coto.

Hay tres maneras de aplicar el ozono, puede ser por medio de la sangre: se le sacaría un poco al paciente, se le aplicaría el ozono y se le volvería a poner; otra es por vía intravenosa y la tercera por vía anal, ya que en el recto hay muchos vasos sanguíneos y cualquier medicamento que se ponga ahí viaja rápido por el cuerpo.

La ozonoterapia baja los días de internamiento de pacientes con covid-19. Foto: Grupo Nación.
La ozonoterapia baja los días de internamiento de pacientes con covid-19. Foto: Grupo Nación.
Muchos estudios

Coto dice que él ha tratado de ponerse en contacto con funcionarios del Ministerio de Salud para ver que tan posible es la aplicación del tratamiento alternativo en el país.

“En este tipo de casos, las autoridades buscan referencias científicas y aún no hay muchas porque todo lo que tiene que ver con el covid-19 es nuevo. Pienso que la ozonoterapia es algo factible porque no tiene efectos secundarios, a menos que se use en exceso.

“Es probable que Salud diga que aplicaría el tratamiento solo si es aprobado por la Organización Mundial de la Salud, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA), pero a mi parecer Costa Rica podría ser pionera en este tipo de tratamientos”, sostiene Coto.

La Teja consultó a la Caja Costarricense de Seguro Social su posición sobre el tratamiento con ozono y respondió: “la Dirección de Farmacoepidemiología indica que la ozonoterapia no corresponde a un tratamiento farmacológico. Harán una revisión y la respuesta se hará llegar en su momento”.

La ozonoterapia es el empleo del Ozono Médico como medicamento biológico, apto y seguro para ser aplicado en el tratamiento de dolor crónico y de numerosas enfermedades cardio y cerebrovasculares; neurológicas, oftalmológicas, neumológicas, digestivas, metabólicas, reumatológicas, odontológicas, entre otras.