Fernando Gutiérrez.30 marzo

Las manos de Yendry Vásquez, la mamá de Allison Bonilla (la joven asesinada hace un año), quedaron inmortalizadas en el mural que se levantó en el parque República de México, en Paraíso de Cartago.

Las manos de varias mujeres paraiseñas quedaron plasmadas en el mural Foto: Fernando Gutiérrez
Las manos de varias mujeres paraiseñas quedaron plasmadas en el mural Foto: Fernando Gutiérrez

La madre de la joven fue una de las mujeres paraiseñas elegidas para plasmar sus manos en la obra que desató la polémica entre los regidores del cantón brumoso por el sitio elegido para colocarla.

El mural, que tiene dos caras, lo hicieron los artistas mexicanos David Castillo Celis y Francisco Tomás Arriaga junto a colegas costarricenses que aprendieron la técnica de muralismo ancestral.

El tema de la obra está enfocado en la lucha contra la violencia hacia las mujeres y pretende hacer un llamado a toda la población para eliminarla.

Países unidos

En uno de los lados se puede apreciar al Benemérito de las Américas, Benito Juárez, incluido por haber un busto de él en este parque, además de que fue discípulo del benemérito de Costa Rica Florencio del Castillo, nativo de Ujarrás (Paraíso).

La responsable de que los muralistas llegaran a nuestro país fue la regidora y artista Hellen Vega, presidenta de la Comisión de Cultura de esta municipalidad.

El alcalde Carlos Ramírez dijo que cuidarán esta obra tan significativa y llamó a los paraíseños a conservarla como monumento a las mujeres, además de que será un atractivo turístico- artístico más para la ciudad.