Yenci Aguilar Arroyo.23 junio
Doña Martha llegó a la marcha por primera vez, para darle buena vibra a su hijo menor Anthony. Albert Marín.
Doña Martha llegó a la marcha por primera vez, para darle buena vibra a su hijo menor Anthony. Albert Marín.

Doña Martha Vargas fue por primera vez a la Marcha de la Diversidad para mostrarle a su hijo Anthony su admiración y su respeto.

“Desde que era niño supe que Anthony era gay y eso nunca me molestó. Toda la vida lo he apoyado, es importante que la gente viva con amor y respete las creencias de los demás”, expresó la señora.

Ella se siente orgullosa de lo que ha logrado su muchacho.

“Es importante que haya mucho amor y respeto entre todos. Yo respeto a todas las personas y las amo y sé que Dios nos ama a todos por igual”, comentó.

Esta feliz mamita dijo que han pasado pocos momentos de rechazo, pero a ella le da igual y no le da importancia a los comentarios que la gente haga sobre su hijo.

Anthony no puede evitar ver a su mamá con ojos de agradecimiento. Albert Marín.
Anthony no puede evitar ver a su mamá con ojos de agradecimiento. Albert Marín.
Apoyo fundamental

Anthony, de 37 años, es el menor de 6 hijos. Cuenta que nunca le escondió su orientación y en la actualidad trabaja como estilista profesional.

“Cuando estaba en el kínder le di mi primer beso a un compañero. En medio del escándalo mandaron a llamar a mi mamá y cuando salimos del kínder le pregunté si estaba enojada y me dijo que no. Luego de eso, nos fuimos a comer un helado”, añadió.

Dice Anthony que ese gesto marcó su vida y le dio la determinación para ser quien es.

“Trato de ser auténtico y no me tomo personal la mala actitud de otros. Como todo en la vida, ha habido momentos difíciles, pero no los atribuyo a mi homosexualidad, sino a las cosas propias de la vida”, expresó.

Anthony comentó que acudió a la marcha de este domingo para hacerse sentir y mostrar su apoyo a otras personas que a diferencia de él han vivido una vida más difícil por la falta de apoyo de sus familias.