Franklin Arroyo.13 diciembre, 2019

Johan Venegas, jugador del Saprissa, rescató de un posible final trágico a un hombre que pretendía tirarse desde un puente en Belén, pero no quiere hablar sobre su precisa intervención.

Yanela Barrantes, una coach que trabaja el tema del suicidio mediante campañas de escuchar a los demás, resaltó el enorme gesto del jugador y le pidió que hable con ella para explicarle la magnitud de lo que significó su atinada participación.

Johan detuvo el carro y habló con el hombre para que no se tirara. Foto: Internet.
Johan detuvo el carro y habló con el hombre para que no se tirara. Foto: Internet.

La Teja llamó este viernes al jugador, pero contestó vía WhatsApp que no se iba a referir al asunto. Luego le contamos todo lo sucedido a Yanela, quien ya sabía la historia de Johan, se sorprendió con la decisión del jugador de guardar silencio.

El saprissista sí dio unas breves declaraciones a La Nación

"Todo el mundo se sorprende y no debería ser así. Nuestra sociedad debería estar acostumbrada a que esto ocurra siempre. Fue Dios que quiso salvarle la vida a esa persona y me utilizó”, dijo.

Yanela explicó que, primero que nada, se debe resaltar el acto humano del jugador y luego, el impacto que tuvo en la sociedad al ser hecho por una figura conocida.

“Esa importancia que le dio alguien como Johan a una persona que no conocía es suficiente aliciente para que él siga viviendo. Lo que hizo fue trascendental para esa persona", explicó la motivadora.

Yanela le pidió a Johan que convierta esa humildad en cosas positivas.

“Si pensamos algo lindo de una persona y lo guardamos se queda allí. Las otras personas no se enteran. Ojalá acepte su acto, la humildad no se le va a quitar por eso porque si habla ese hecho tendrá más resonancia y ayudará a más gente”, agregó.

Incluso, dijo que a ella misma le encantaría hablar con el jugador para hacerle saber que debe conversar de esas cosas porque hay personas en situaciones similares a la del hombre del puente que necesitan un testimonio que los rescate.

Yanela Barrantes hizo una campaña contra el suicidio en el puente Saprissa, que ahora tiene vallas para evitar que la gente se tire. Foto: Yanela Barrantes.
Yanela Barrantes hizo una campaña contra el suicidio en el puente Saprissa, que ahora tiene vallas para evitar que la gente se tire. Foto: Yanela Barrantes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 385 costarricenses se quitan la vida al año.

Yanela realiza una campaña que se llama ‘Quieres escuchar, yo puedo conversar’ en la que equipadas con una mesita, silla y café, jugo y agua invita a las personas a que le cuenten sus problemas. Ella no interviene con consejos, solo escucha.

Ha llevado su campaña a lugares donde se dan más suicidios o incluso casos de femicidios para ayudar a erradicar el machismo. Ha estado en los parques de Heredia, Cartago, San Rafael de Heredia y hasta estuvo en el puente del Virilla, conocido como el Saprissa. Allí estuvo un rato y dejó papeles con leyendas de su campaña y el teléfono.

Ella dice que son los hombres quienes más la llaman por teléfono y las mujeres prefieren el cara a cara. Ella le dio una inducción a seis sicólogas para que puedan realizar la misma labor y sueña con que una ONG la financie para dedicarse de lleno a esta salvadora labor.