Nacional

Multa por restricción terminó en varias sanciones porque su licencia no aparece en el sistema

Limonense tiene licencia legal desde hace dos años

Escuchar este artículo

Jazel Arias Bonilla es una estilista limonense que tuvo que viajar el jueves 30 de junio a Chepe a hacer unos mandados a Paseo Colón, pero como en la provincia caribeña no aplica la restricción vehicular, se le fue la pajarita de que su carro, terminado en placa 8, no podía circular por el centro de la ciudad capital.

Por eso, a eso de las 9:30 de la mañana, la detuvieron unos policías municipales de San José mientras transitaba por la terminal de buses Contrasuli, para hacerle el parte por restricción de ¢23.936,65, sin embargo, ahí fue donde comenzó la pesadilla de la limonense.

“Los oficiales que me detuvieron me pideron la licencia y yo la entregué tranquila y solamente les pregunté a qué se debía la detención. Me explicaron que era por restricción y les dije que venía de Limón y no estaba acostumbrada a tener ese detalle presente, pero comprendí la situación y lo acepté con tranquilidad”, dijo Arias.

Sin embargo, al meterse los policías municipales a verificar en el sistema la veracidad de la licencia, esta no les apareció registrada y comenzaron a increparla exigiéndole que confesara dónde la había comprado.

Eso ocasionó que la tuvieran retenida por cerca de 20 minutos mientras trataban de aclarar lo que pasaba.

Y además de la multa por restricción le hicieron un parte de ¢112.844,22 por conducir sin tener licencia y le bajaron las placas.

Contradicciones

Sin embargo, primero le dijeron que al consultar en el sistema, ella había perdido la prueba práctica y por eso el documento que andaba consigo debía ser choriceado, al explicarles ella que no era así, volvieron a consultar y le salieron con que habían revisado mejor y que sí salía que había ganado la prueba, pero que no le emitieron la licencia por una multa pendiente sin pagar y que por eso se la habían suspendido.

“Yo hice todo mi trámite normal y legal para obtener la licencia, el instructor anduvo subido en mi carro calificándome y pasé la prueba sin inconvenientes, por lo que al terminarla me la entregaron de una vez en la sede de educación vial en Limón, eso fue el 3 de octubre del 2019 y hasta ahora se me presenta este problema”, explicó la trabajadora independiente.

Ante estas contradicciones, La Teja consultó al departamento de Educación Vial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes para conocer qué era lo que en realidad había pasado con la caribeña, sin embargo, nos dijeron que se haría la consulta, pero que no garantizaban tener una respuesta este mismo viernes por estar enfocados los trabajos en la prevención y atención de la emergencia por la tormenta tropical Bonnie y al cierre de edición, efectivamente no obtuvimos respuesta.

Más tranquila

La que sí logró al menos que le adelantaran algo fue Jazel, quien este viernes se fue tempranito para la sede de Limón a preguntar lo que había pasado y le indicaron que sí tenían registro de su prueba ganada y la licencia, pero que para ese momento cuando la obtuvo, el sistema falló y por eso no sale registrada en la consulta de los oficiales

“Me dijeron que iban a iniciar el trámite que se debe hacer en San José, pero que les diera chance al martes, para tenerme una respuesta”, agregó la afectada.

Hazel espera que le resuelvan pronto su problema pues el carrito es con el que moviliza sus hijas a la escuela y colegio y además tenía planeado un paseo de vacaciones que ahora la dejaron en veremos mientras recupera sus placas.

Lo que la tenía preocupada, pero con la visita a la sede de Limón la tranquilizaron era el tener que hacer todo el trámite nuevamente.

“No era justo que tuviera que volver a pagar, sacar cita y hacer la prueba práctica de nuevo, si yo la aprobé como debía ser”, sentenció Arias.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.