Nacional

Negrita se apareció en una nube mientras hacía recorrido en helipcótero

Tatiana Astúa, vecina de Aserrí, tomó una foto en la que se ve una nube con la forma de la Virgen

Este domingo por la mañana, Tatiana Astúa disfrutó del paso de la Virgencita de los Ángeles por su casa, en Aserrí, y minutos después tomó una foto que la llenó de fe y esperanza.

Astúa observó junto a su novio, Jenner, al helicóptero que llevaba la imagen de La Negrita, y luego se fue a una finca, en el sector de Tarbaca. Allí capturó la imagen, en la que se observa una buena parte del Valle Central y en la que en el cielo aparece una nube con la silueta de la patrona de Costa Rica.

"La foto la tomé a eso de las 11:40 de la mañana. Al inicio no me di cuenta del mensaje que había detrás de esa foto. Al rato, mi hermano José me pidió que viera la imagen detenidamente y ahora veo esa foto con otros ojos.

“Claramente se puede observar una virgen y me emociona mucho, por el hecho de que nuestra madre está intercediendo por nosotros, sobre todo por los adultos mayores en este momento, donde la gente está tan preocupada por el coronavirus", expresó.

Una mañana perfecta

Mientras esperaban el paso del helicóptero que trasladaba a La Negrita, Tatiana conversaba con su pareja acerca de un mensaje del papa Francisco. Para ella, era una mañana perfecta.

"El papa lo que dice es que de esta situación saldrá algo positivo para todos y ese mensaje me llenó tanto que decidí compartirlo en un grupo de mujeres pulseadoras en el que estoy.

“Creo que todo se me juntó, porque luego de eso me fui a la finca, tomé la foto y esto lo que me hace es confirmar mi fe y la necesidad que tenemos los creyentes de no perder la esperanza en momentos como este. Todos estamos angustiados, pero cada uno, sea cual sea la religión que profesa, no debe perder el ánimo”, agregó.

Esta joven de 30 años es devota a La Negrita desde que era una niña. A los 3 años quedó inconsciente por la picadura de un alacrán y sus papás, Ramón y Elidieth, hicieron la promesa de llevarla a la Basílica de los Ángeles si ella se recuperaba.

Más grandecita, con 13 años, empezó a hacer la tradicional romería a Cartago y en dos ocasiones ha colaborado como madrina de promesas.

“Todos los días debemos ser agradecidos por todo lo que tenemos y por eso he aprovechado para llevar a la basílica las promesas de aquellos que no pueden hacerlo. Además de ir en agosto, procuro visitar a la Virgencita en otros momentos del año”, manifestó.

Para Tatiana, el hecho de que La Negrita visitara algunos puntos del país este fin de semana es una muestra de lo bendecido que es Costa Rica.

“Es la primera vez que algo así me pasa, de hecho, después veía el cielo y la imagen ya no estaba. Esto lo que nos demuestra es que debemos pedir al Señor que nos haga crecer en la fe y que si ella se apareció así es porque está cuidando de todos nosotros, especialmente de los adultos mayores, quienes son los más vulnerables con esta emergencia”, expresó.

Recorrido grandioso

El domingo fue el segundo día del recorrido de la Virgencita por distintos puntos del país.

Decenas de fieles acompañaron a la patrona desde las afueras de su casa y por medio de mensajes plasmados en las redes sociales de la Basílica de los Ángeles.

El sacerdote José Francisco Arias, rector de la Basílica, calificó el recorrido del fin de semana como grandioso.

“Ver cómo la gente da su signo de solidaridad en ese caminar de esperanza en momentos de la pandemia es grandísimo. La gran alegría de ver cómo a lo ancho y largo del país la Virgen nos ayuda a unirnos como nación, a unirnos por medio de la oración”, destacó.

La imagen de La Negrita sobrevoló el Hospital de Alajuela, en el que se han confirmado algunos casos del COVID-19 y pasó por algunos sectores de la capital, como Pavas, Alajuelita, Desamparados y Goicoechea.

También voló encima de Heredia y Cartago, poniendo fin a la visita que hizo por las 7 provincias, en un llamado a la fe y esperanza y en el que todos sus fieles pidieron por el fin de la pandemia del coronavirus en Costa Rica.

"Un obsequio de amor de nuestra amada Iglesia. Gracias padre amado por regalarnos con este recorrido tu bendición y que nos cubres bajo la intercesión amorosa de nuestra madrecita, Virgen de Los Ángeles.

“El recorrido aéreo nos ha estremecido, nos ha emocionado, nos ha hecho llorar al sentirnos impotentes pero amados, indignos pero llenos de tu amor, insignificantes pero deseosos de amar sin excepciones. Gracias Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Gracias Negrita linda por amarnos e interceder por nosotros tus hijos”, manifestó María Asunción Dangla, en la página de Facebook de la Basílica.

Yenci Aguilar Arroyo

Yenci Aguilar Arroyo

Periodista egresada de la Universidad Latina. Escribe sobre temas nacionales. Tiene experiencia en comunicación estratégica y organizacional.