Sergio Alvarado.6 abril
Mediante Ding Doc el médico está siempre en su teléfono. Foto: Cortesía
Mediante Ding Doc el médico está siempre en su teléfono. Foto: Cortesía

Quedarse en la casa, no salir a exponerse ante el COVID-19 y realizar consultas médicas de manera gratuita por videollamada es una opción que la organización AMIR Costa Rica puso a disposición de los profesionales de la salud y de la población en general, gracias a la plataforma DingDoc.

Médicos, psicólogos o hasta veterinarios podrán echar mano de esta herramienta para atender a sus pacientes desde la casa de forma gratuita o establecer una tarifa si la consulta necesita extenderse.

“La plataforma les permite a los profesionales de la salud tener consultorios en línea. Cualquier persona que necesite puede inscribirse de manera gratuita y recibir atención a costo asequible o, incluso, de manera gratuita si el profesional de la salud así lo dispone.

"En momentos de emergencia nacional, creemos conveniente aliviar el sistema de salud nacional y darles una opción de atención en el área de la salud a las personas que están en sus casas”, comentó Keylin Barquero, directora de mercadeo de AMIR Costa Rica.

La plataforma genera un expediente digital que le permite al profesional dar un seguimiento a los pacientes, expedientes que están regulados por la ley de protección de datos personales, lo cual garantiza la confidencialidad.

“En estos momentos, muchas personas exponen sus datos al ser atendidos por medio de plataformas de videoreuniones. Con DingDoc se garantiza la privacidad de los datos, así como una gran cantidad de facilidades para los profesionales de la salud y los pacientes en estos momentos de emergencia nacional.”, agregó Barquero.

Cualquier médico, psicólogo, enfermero o veterinario, puede inscribirse de manera gratuita para brindar atención a distancia durante esta emergencia nacional. La plataforma permite incorporar la receta médica. Para más información, visite la página www.dingdoc.com