Franklin Arroyo.9 mayo

Un generador de corriente de los que se conectan a un carro le fue donado a la niña Camila Jiménez Porras, quien el pasado 27 de abril se llevó el susto de su vida, junto a sus papitos Kimberly Porras y Bryan Jiménez.

A la familia le han llegado un montón de cosas, qué bendición.
A la familia le han llegado un montón de cosas, qué bendición.

Ese día, un camión se llevó un cable del tendido eléctrico en Tuetal donde ellos viven y dejó a la comunidad sin electricidad por siete horas.

Camila debe estar pegada a dos máquinas con corriente las 24 horas. Las baterías de cada máquina funcionan automáticamente cuando no hay luz, pero duran unas cuatro horas.

Ahora, con ese generador, ya no pasarán más sustos. Doña Kimberly dijo que una persona de San José, que no conoce, le regaló el generador y que se enteró por la publicación de La Teja del 6 de mayo.

También han recibido un montón de comida, como para tres meses, dijo la mamá y le agradeció a toda la gente que les ha hecho llegar cositas, al OIJ y a este periódico.

“Camila está toda contentilla, cuando vio la nota dijo que ya se había hecho famosa”, expresó la mamá.

Días difíciles

Esa familia ha tenido muchas dificultades porque Camila requiere atención las 24 horas, pero la mamá padece de la columna y no la puede alzar.

Por eso Bryan renunció al trabajo fijo que tenía y se puso a ‘uberear’, pero no alcanzaba.

Su suegro sacó un crédito para compra un carro y que lo trabajara, pero llegó la pandemia y hubo mucha restricción y por si fuera poco Bryan tuvo un accidente. El auto está en reparación pero esta linda y unida familia va con todo para adelante.

Si desea ayudar puede ponerse en contacto con Kimberly, al 7209 5552.