Karen Fernández.12 octubre, 2019
Un ejemplar de la biblia del Oso como esta fue donada a la Asamblea Legislativa, Foto: Cortesía Sociedades Bíblicas
Un ejemplar de la biblia del Oso como esta fue donada a la Asamblea Legislativa, Foto: Cortesía Sociedades Bíblicas

Setiembre es el mes de la Biblia y como parte de las actividades para celebrarlo, la fracción del partido Restauración Nacional le regaló un ejemplar histórico a la Asamblea Legislativa.

Se trata de una copia de la Biblia del Oso, que es la primera traducción de este texto cristiano al español y que fue lanzada al público hace 450 años justamente para el mes de setiembre, de ahí el origen de la celebración bíblica en América Latina.

Para conocer más sobre este histórico texto conversamos con Mayra Ugalde, directora de Sociedades Bíblicas, donde se encuentran algunos ejemplares disponibles por si usted quisiera comprar uno.

La biblia se le entregó al presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides. Foto: Cortesía PRN
La biblia se le entregó al presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides. Foto: Cortesía PRN

El nombre de esta Biblia surge de la imagen de la portada, que es un oso tratando de alcanzar la miel de un panal, que era el sello de un impresor en Berna, Suiza.

El padre de dicha traducción al español fue el sacerdote Casiodoro de Reina, quien usó dicho símbolo (el del oso) para despistar a los inquisidores (católicos), que lo perseguían para evitar que fuera publicada, comentó Ugalde.

“Casiodoro y otros sacerdotes adoptaron las creencias de la Reforma protestante porque consideraban que solo se podía saber lo que Dios quería de nosotros a través de la lectura de la Biblia y entre más personas la entendieran, mejor”, explicó Ugalde.

Casiodoro de Reina, traductor de la primera biblia al castellano, conocida como la biblia del Oso. Foto: Cortesía Sociedades Bíblicas
Casiodoro de Reina, traductor de la primera biblia al castellano, conocida como la biblia del Oso. Foto: Cortesía Sociedades Bíblicas

En aquel momento (1569) se publicaron dos mil ejemplares en una imprenta del propio Johannes Gutemberg (su inventor). Fue en la Edad Media, durante el siglo de oro de la literatura española.

Dado su valor histórico, las réplicas de esta Biblia son muy buscadas por coleccionistas, quienes la pueden adquirir en 96 mil colones. Pueden ponerse en contacto con Sociedades Bíblicas.

La Biblia del Oso es la que hoy conocemos como la Reina Valera y anualmente se distribuyen más de 20 millones de ejemplares en América Latina de esta traducción.

La donada está en la biblioteca de la Asamblea, pero según indicó la diputada Floria Segreda, espera que la coloquen en un lugar especial cuando se muden al nuevo edificio.