Redacción .24 abril, 2018

La leche materna ahora tendrá plaza en propiedad, ya que todas aquellas empresas que tengan más de 30 mujeres en su planilla están obligadas a poner una sala de lactancia con condiciones puras tejas.

Este martes 24 de abril se firmó un decreto presidencial que explica todos los detalles que deben seguir las empresas para la creación de la sala de lactancia.

Esto con el objetivo de que las mamitas amamanten a sus pequeñitos sin ningún peligro, o bien, que puedan sacarse la leche materna y almacenarla sin que exista riesgo de que se les contamine.

Si en su empresa hay trabajando más de 30 mujeres, en menos de un año verá una sala de lactancia como esta que tiene el Paseo de las Flores. Archivo.
Si en su empresa hay trabajando más de 30 mujeres, en menos de un año verá una sala de lactancia como esta que tiene el Paseo de las Flores. Archivo.

Esas estancias son ahora obligatorias para todo el sector público y para el privado. Además, los jefes deben garantizar que las mamás, mientras laboran, puedan tener tiempo para usar esas salas, tal y como lo establece el Código de Trabajo.

Si una empresa tiene más de 30 mujeres contratadas y no cumple la orden, se expone a una multa que arranca en los ¢400 mil y que puede llegar a ¢9 millones, así que el asunto va en serio.

Una vez entre en vigencia el decreto, las empresas tienen un año para construir su sala de lactancia o acondicionar un lugar ya construido.

Pero ojo porque el lugar no puede ser cualquier tugurio, el decreto también deja claro que deber ser un sitio a cachete para que las mamitas estén puras tejas.

Debe contar con una refrigeradora de al menos 38 litros de capacidad para conservar exclusivamente leche materna; una mesa pequeña; al menos dos sillas con forro suave, respaldar y apoyabrazos; un lavamanos con dispensador de jabón líquido; basurero con tapa y con sus respectivas bolsas plásticas para basura.

En las salas de lactancias puede la mamita darle tetica directamente al bebito o sacarse la lechita para almacenarla. Foto Marvin Caravaca.
En las salas de lactancias puede la mamita darle tetica directamente al bebito o sacarse la lechita para almacenarla. Foto Marvin Caravaca.

También debe tener biombos, cortinas o alguna división para que garantice la privacidad; renovación del aire por medio de ventilación natural o artificial, abanico o aire acondicionado; iluminación natural o artificial; plan de limpieza y croquis para evacuaciones en caso de emergencias.

“Es de suma importancia velar por la salud de la madre y de las personas menores de edad. Debemos de proveer espacios adecuados y dignos”, dijo la ministra de Salud, Karen Mayorga Quirós.