Shirley Sandí.28 octubre, 2020

Los ebáis y áreas de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya disponen 200 mil dosis de la vacuna pentavalente, la cual protege a los bebés contra males como difteria, tosferina, poliomielitis, tétanos e infecciones producidas por la haemophilus influenzae tipo B.

Las vacunas ya están llegando a los centros de salud. Fotos: Mayela López
Las vacunas ya están llegando a los centros de salud. Fotos: Mayela López

Se aplica en bebés a los 2, 4 y 6 meses de edad, así como un refuerzo a los 15 meses.

Algunos papás se habían quejado porque iban a los centros de salud y les decían que no había.

De acuerdo con la información de la Gerencia de Logística de la CCSS, la vacuna llegó a finales de agosto y en el proceso se detectó un error con la cadena de frío (la temperatura que permite la estabilidad de la vacuna) lo que motivó que se solicitara a la OPS y al fabricante, que certificaran cuáles de los lotes podrían haber tenido una afectación, proceso que atrasó la entrega.

La doctora Leandra Abarca, coordinadora del programa de inmunizaciones de la CCSS, explicó que como parte de los procesos que permiten garantizar la calidad de la vacuna que se aplica a la población, el laboratorio de Normas y Calidad de la CCSS ya autorizó la distribución del producto, ya que pasó los controles de calidad.

De acuerdo con la doctora Abarca, las 200.000 dosis adquiridas abastecerían aproximadamente durante 10 meses, lo que permitirá inmunizar a unos 70 mil chiquitos.

En los establecimientos de salud de la CCSS ya están recibiendo la vacuna o bien solicitando los pedidos necesarios para poner al día a los niños que estaban pendientes.

Los papá deben llevar a los pequeños al centro médico de su comunidad y recordar seguir las medidas sanitarias que se aplican debido a la pandemia para así cumplir con el esquema de vacunación.