.Hace 6 días
El virus contra el papiloma puede causar cáncer de cérvix. Foto archivo
El virus contra el papiloma puede causar cáncer de cérvix. Foto archivo

Los equipos de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aplicarán las primeras dosis de la vacuna contra el virus que produce el cáncer de cérvix, a partir del 3 de junio.

Personal de la Caja visitará las escuelas para aplicar la dosis a 35 mil niñas que cumplen con la edad. En la visita también se aprovechará para poner la vacuna del tétanos y que se pone a todos los niños de 10 años, tanto hombres como mujeres.

Así, con la vacuna del tétanos, los niños terminarán el esquema básico de inmunización, mientras que las niñas lo completarán cuando tengan la segunda dosis de la vacuna del papiloma, la cual se hará seis meses después de haber recibido la primera.

La vacuna contra el virus del papiloma se pone exclusivamente a las niñas porque es una medida de salud pública para evitar el cáncer de cérvix, uno de los tumores malignos más frecuentes entre las mujeres del país.

La vacuna del tétanos se pondrá en el brazo con la que escriben los niños y la del papiloma en el brazo contrario (en el caso de las niñas).

El presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, hizo un llamado a todos los papás para que vacunen a sus hijas ya que es la medida de prevención más importante para evitar esta enfermedad.

“Es importante que todo el personal docente y administrativo de las escuelas presten toda la colaboración necesaria a los compañeros de la Caja para que esta medida sea exitosa y llegue a la mayor cantidad de estudiantes", dijo el ministro de Educación Édgar Mora,

Los maestros avisarán a los padres o encargados el día de la vacunación para que envíen el carné de vacunas a la escuela. Si la estudiante no asiste ese día a clases, deberán acudir al Ebáis más cercano de su casa.

Los asistentes técnicos de atención primaria en salud (ATAPS) visitarán las escuelas para aplicar las dosis. Foto: Albert Marin.
Los asistentes técnicos de atención primaria en salud (ATAPS) visitarán las escuelas para aplicar las dosis. Foto: Albert Marin.
Virus muy común

El virus del papiloma es tan común que casi todas las personas lo contraen en algún momento de su vida adulta. En la mayoría de los casos y gracias a las defensas del cuerpo el virus desaparece por sí solo, sin causar ningún problema de salud.

Sin embargo; cuando se queda en el cuerpo por mucho tiempo puede causar verrugas genitales o cáncer.

Una vez que la persona lo contrae no hay manera de saber quiénes lo eliminarán naturalmente o quiénes se complicarán.

Se conoce que las personas que fuman tienen mayor riesgo de desarrollar lesiones.

El cáncer de cérvix generalmente puede tardar años en desarrollarse —incluso décadas— después de que una persona haya contraído el virus.

Vacuna eficaz y segura

La vacuna ha sido estudiada en miles de personas en todo el mundo, y los estudios no han generado preocupaciones de seguridad graves.

Los efectos secundarios reportados en estos estudios fueron leves, como dolor en el lugar donde se administró la inyección, fiebres leves, mareos y náuseas.

En las escuelas las niñas recibirán la vacuna sentadas, pues se pueden presentar desmayos. Las niñas no necesitan preparación especial para recibir la vacuna.