Sucesos

Abogados defensores en juicio por la muerte de William Creighton dicen que los han intimidado

Uno de los imputados asegura que un guardaespalda de la familia del estadounidense lo amenazó en la cárcel y que ha llamado a su esposa

Luis Guillermo Barrantes, José Alberto Monterrosa y Máximo Miranda, abogados defensores de los acusados por el secuestro y homicidio del estadounidense William Creighton, aseguraron haber recibido intimidaciones dentro y fuera de las salas de juicio por este caso.

Así lo expresaron este martes 31 de agosto en los Tribunales de Goicoechea. Afirmaron que al debate han llegado guardaespaldas de los allegados del norteamericano, quienes, supuestamente, con miradas intimidantes los han seguido durante las audiencias.

Además, dicen que han visto una especie de ‘operativo dentro del juicio’, al ver tanto movimiento de los guardaespaldas, pese a la gran cantidad de oficiales de cárceles que mantienen en la sala penal.

Incluso, uno de los imputados, de apellidos Martínez Chacón, aseguró que uno de estos hombres lo buscó en la cárcel, y en apariencia le ofreció dinero para que aceptara los cargos. Como no lo hizo, supuestamente, lo amenazó y también habría llamado a su esposa.

“Ellos están haciendo una presión hacia nosotros. ¿Con qué fin? No lo sabemos, pero sí nos preocupa porque ellos están afuera y pueden hacer lo que quieran, nosotros estamos detenidos, mi seguridad no me preocupa porque en el centro penal me cuidan, pero mi familia está afuera sin seguridad.

“Ellos todo lo que hacen es a vista y paciencia de todo el mundo y nadie les dice nada, sinceramente creo que hay que ponerles un alto porque las cosas van a pasar a otro nivel y si llega a pasar algo, que no quiero que pase, diay aquí alguien va a ser el responsable por una decisión que no han tomado”, le dijo Martínez a las juezas.

El Tribunal aconsejó poner una denuncia en el Ministerio Público, ya que se trataría de una situación que no están debatiendo en este momento.

Solo quiere justicia

Luego de esto, Laura Varela, esposa de William Creighton, siguió dando su testimonio y escuchó los últimos audios que le mandó su marido al ser secuestrado.

Al juicio llegó Jessica Lynn, hermana de Creighton, quien en reiterada ocasiones se limpió los ojos por las lágrimas que se le salían al escuchar la voz de su ser querido.

Varela dijo que no interpuso una Acción Civil Resarcitoria (pago de daños) porque no le interesa la plata, solo quiere justicia por su esposo, secuestrado el 24 de setiembre del 2018 y hallado sin vida en setiembre del 2019.

Los acusados en este caso son un pizzero con un bachillerato en Derecho, de apellidos Morales Vega; su mamá Vega Aguirre; la abuela de este, apellidada Aguirre Leal; un tío él, de apellidos Vega Aguirre. Además de la novia de Morales, de apellidos Solís Chaves, de 27 años.

A esta grupo de acusados se les suman otras seis personas de apellidos Martínez Chacón, Sanabria Abarca (maestra), Sánchez Gamboa, Ford Dowman, Jirón López y Medrano Vargas (los dos últimos son oficiales de tránsito)

Alejandra Portuguez Morales

Alejandra Portuguez Morales

Bachillerato en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo en la UAM. Con experiencia en temas de sucesos y judiciales.