Silvia Coto.Hace 6 días
Los rescatistas tuvieron que usar equipo para cortar latas para liberar a los ocupantes de uno de los carros. Foto: Cortesía
Los rescatistas tuvieron que usar equipo para cortar latas para liberar a los ocupantes de uno de los carros. Foto: Cortesía

Una joven mamá fue la víctima del accidente ocurrido la mañana de este martes en Escazú y en el que dos personas más resultaron heridas.

El accidente ocurrió a las 9:49 de la mañana, 500 metros al oeste de La Paco, en San Rafael de Escazú, carretera al Alto de las Palomas.

La víctima fue identificada como María José Arana Matarrita, de 24 años y vecina de Aserrí. Deja dos hijos de cinco y ocho años.

Según comentaron los testigos, Arana iba como acompañante de un carro en el que iban el conductor y una mujer embarazada que estaba sentada en la parte de atrás; ellos iban a llevar a la embarazadita a un centro médico por síntomas de asma.

La víctima es vecina de Aserrí. Foto Alonso Tenorio
La víctima es vecina de Aserrí. Foto Alonso Tenorio

Al parecer, el carro que venía de Santa Ana a Escazú iba a doblar a la izquierda cuando se topó un pick up de frente.

Cuando los cruzrojistas y Bomberos llegaron ya Arana estaba estaba sin vida.

El cruzrojista Paulo Monge aseguró que cuando llegaron los ocupantes del carro estaban prensados por lo que tuvieron que usar equipo especial para cortar latas y liberarlos.

“La joven estaba fallecida, la mujer embarazada sufrió algunos golpes pero está estable; el conductor también tenía golpes de consideración, se atendió también al conductor del pick up pero no ameritó el traslado al hospital”, dijo Monge.

Los pacientes fueron llevados en condición delicada al Hospital San Juan de Dios.

El oficial de Tránsito Manuel Ledezma dijo que el hecho se dio por imprudencia de uno de los conductores.

Los vecinos aseguraron que pese a que no hay casi carros en la calle, los vehículos pasan demasiado rápido por ese sitio, por lo que a cada rato se escuchan chillonazos de llantas,

“No sé si es el miedo o la necesidad de llegar a la casa rápido pero aquí siempre hay choques y frenazos, Esa muchacha (Arana) estaba muy jovencita, es muy triste, tener que enfrentar una muerte de un familiar ahorita debe ser muy duro”, dijo María Garrido, vecina.