Alejandra Portuguez Morales.5 junio

Los funcionarios de la municipalidad de Talamanca rezan para que Albino Vargas ni ninguno de sus acompañantes tengan COVID-19 y sean asintomáticos.

La súplica nace porque este miércoles 3 de junio, el líder sindical de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (Anep) fue a dejar un documento y antes de que se armara un zafarrancho, él ni los hombres que lo acompañaban, en apariencia, no respetaron el protocolo de salud.

Rugeli Morales, alcalde de Talamanca, mencionó en medio de la trifulca que encabezó Albino, irrespetó todo el protocolo.

Morales dice que si Albino quería dejar un documento no debía entrar con siete personas, además, si quería reunirse con el alcalde debía coordinar una cita, medida que tomaron como prevención ante la pandemia.

“Aquí en Talamanca solo tenemos un caso por COVID-19 de un trailero que entró por Nicaragua y aquí se confirmó que estaba contagiado, ellos (Albino y sus acompañante) son gente de San José y sabemos que en esa zona es mayor el contagio y nuestra población hasta el momento no ha sido contagiada”, dijo Morales.

El funcionario explicó que la denuncia que interpuso en contra de Albino no fue porque tenga algo en contra de él.

“Nosotros procedimos por lo que se armó en mi oficina, incluso a uno de los empleados de la Unidad Técnica lo incapacitaron cinco días, debido a los golpes”, mencionó el alcalde.

Mientras que la secretaria seguía este jueves sin poder mover la quijada, por lo que buscó un doctor para que la valorara.

“Esto fue un zafarrancho de calle, eran gritos, golpes, las personas se caían y también lamento que agrediera a funcionarios mientras trabajaban, como la secretaria de la alcaldía”, sostuvo.

Hay que recordar que el ministro de Salud, Daniel Salas, había dicho que hay que evitar los gritos o hablar muy fuerte porque se escupe y la saliva podría caer en otras personas.

Esta es la segunda vez que Albino da de qué hablar desde que las autoridades ticas enfrentan la pandemia.

La primera vez fue el 19 de mayo anterior cuando llegó junto con 40 alcaldes a manifestarse frente a la Asamblea Legislativa.

Las autoridades han pedido no gritar, pero Albino Vargas a penas salió de las celdas del OIJ de Bribrí comenzó a decir lo que vivió detenido. Foto: Tomada de video
Las autoridades han pedido no gritar, pero Albino Vargas a penas salió de las celdas del OIJ de Bribrí comenzó a decir lo que vivió detenido. Foto: Tomada de video
“Él sabe jugársela”

El alcalde dijo que el sindicalista es muy técnico con los medios.

“Él sabe jugársela, uno no tiene esa experiencia, pero este asunto fue muy grave, de lo que hemos dicho tenemos testigos, lamentablemente no tenemos cámaras, esto me ha preocupado y ahora haré gestiones para tenerlas, porque aquí se violó todo, desde el ingreso, porque para dejar una carta y venir acompañado era inapropiado e inconveniente”.

Morales afirma que él no se movió de la oficina y desde allí vio que el sindicalista andaba sin mascarilla ni guantes.

“Me parece que esto fue premeditado, incluso el guarda y los demás compañeros dijeron que ellos venían con cámaras filmando. No entiendo cuál es la situación, si tienen algo entre sindicatos son ellos y no deben involucrarnos; si lo que quería hacer era un planteamiento, están todos los canales para escucharlo.

“Pero desconozco cuál era la situación propia del señor (Albino) porque nunca pude hablar con él, no lo tuve cerca. Si usted me pregunta, ‘¿por qué lo detuvieron?’, no sé, si presenté la denuncia ante la Fiscalía por lo lamentable que pasó en mi oficina”, expresó el alcalde.

Luego de que la Policía detuviera a Albino se ven tomas en las que, para ese momento, sí andaba con una mascarrilla que, en apariencia, le dieron las autoridades.

Luego del zafarrancho a Albino le dieron mascarilla como parte del protocolo contra el Covid-19. Foto suministrada por Lorena Vado.
Luego del zafarrancho a Albino le dieron mascarilla como parte del protocolo contra el Covid-19. Foto suministrada por Lorena Vado.
Albino dice que lo emboscaron

A Vargas y a sus acompañantes los mantuvieron primero en las celdas de la Fuerza Pública y luego los pasaron a los del OIJ de Bribrí. Para Albino se trató de una detención arbitraria.

“En mi caso y otros dos compañeros fuimos valorados médicamente, llevo una epicrisis, porque a mí me tiraron al suelo, entonces tengo escoraciones en la espalda, por dicha no perdí los anteojos ni el celular. No pudimos entregar el documento legal, para defender a las personas que fueron despedidas”, dijo Albino mediante un video que compartió la oficina de prensa de la Anep.

Él dijo que cree que esto se trató de una emboscada, pues en redes sociales alertó que visitaría la municipalidad de Talamanca en defensa de los trabajadores que despidieron, según él, por afiliarse a la Anep.

La Teja contactó a Albino Vargas para que se refiriera por lo sucedido, pero dijo que no le da declaraciones a los medios de Grupo Nación.

Albino Vargas usando mal su mascarilla el 19 de mayo anterior en una manifestación con alcaldes frente a la Asamblea Legislativa. Foto: Archivo GN
Albino Vargas usando mal su mascarilla el 19 de mayo anterior en una manifestación con alcaldes frente a la Asamblea Legislativa. Foto: Archivo GN
Investigación abierta

En la Fiscalía de Bribrí señalaron que cuentan con la declaración indagatoria de Albino Vargas y los cinco hombres a quienes identificaron con los apellidos Cascante Amador, Ortiz Fiorabanti, Cascante Torres, Rivera González y Valverde Granados. A ellos se les investiga por el presunto delito de resistencia.

Luego de pasar casi ocho horas detenidos, a los sospechosos los liberaron y no necesitaron medidas cautelares luego de confirmar que contaban con arraigos de trabajo, familiar y de domicilio; pero la causa sigue abierta.