Alejandra Portuguez Morales.25 mayo
Melissa tenía 26 años y era mamá de dos hijos. Foto: Tomada de Facebook
Melissa tenía 26 años y era mamá de dos hijos. Foto: Tomada de Facebook

Pamela Lucía Vargas Rojas, de 25 años, y Melissa Alexandra Méndez Porras, de 26, fueron las mujeres asesinadas dentro de una cuartería en San Blas de Moravia, San José.

Ellas fueron atacadas este lunes 25 de mayo en la noche, dentro de una propiedad que está 50 metros al oeste del bar El Bambú.

Según el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), ambas eran mamás. Pamela dejó una niña de nueve años y Melissa era madre de dos chiquitos, de siete años y nueve meses.

La entrada de la cuartería es una angosta puerta que está en medio de un puesto de comida rápida y una barbería. Fotografía: José Cordero
La entrada de la cuartería es una angosta puerta que está en medio de un puesto de comida rápida y una barbería. Fotografía: José Cordero

Los sospechosos del homicidio son dos hombres que en apariencia llegaron en moto y, sin quitarse los cascos, se metieron hasta el cuarto en el que había cuatro personas y dispararon en reiteradas ocasiones.

El cruzrojista Ricardo Castro informó que en un inicio recibieron una alerta por un herido de bala en Platanares de Moravia, pero cuando iban de camino les cambiaron la dirección y les dijeron que la balacera había ocurrido en San Blas.

La propiedad en donde ocurrió el doble homicidio está sobre la calle principal que comunica Moravia con San Antonio de Coronado. Foto: José Cordero.
La propiedad en donde ocurrió el doble homicidio está sobre la calle principal que comunica Moravia con San Antonio de Coronado. Foto: José Cordero.

Al llegar vieron que eran cuatro víctimas: las dos mujeres que ya habían fallecido y dos hombres que fueron enviados de emergencia al hospital Calderón Guardia.

A los sobrevivientes los identificaron como Jeffrey Rojas Mora, de 26 años, y Bryan Picado Picado, de 32. Uno de ellos salió de la propiedad luego del tiroteo y comenzó a caminar hacia Jardines de Moravia, los rescatistas lo vieron por lo que lo auxiliaron.

Uno de los cuerpos estaba en el baño y el otro en una salita, ambas mujeres recibieron múltiples balazos.

Las autoridades mencionaron que en el lugar había un gran desorden, no se sabe si era que los tipos buscaban algo o el sitio estaba así.

Como siempre pasa, los vecinos se tiraron a la calle a ver qué había pasado. Fotografía: José Cordero
Como siempre pasa, los vecinos se tiraron a la calle a ver qué había pasado. Fotografía: José Cordero

Nelson Barquero, de la Fuerza Pública de San José, dijo que trataron de encontrar a los sospechosos, pero no fue posible, por lo que dejaron la escena en manos del OIJ.

Víctimas andaban de fiesta

David Corrales, jefe de la sección de Homicidios del OIJ, dijo que en apariencia las dos muchachas y los dos jóvenes tenían una fiesta dentro del cuarto cuando llegaron los sujetos armados.

Agregó que, al parecer, quienes residían allí eran los sobrevivientes.

“Encontramos restos de aparente consumo de sustancias ilícitas (drogas)”, agregó el investigador.

De acuerdo con el TSE, Pamela Vargas era vecina de San Rafael de Coronado y Melissa Méndez de La Facio de Ipís.

Corrales considera que, de acuerdo al análisis y la dinámica en la que ocurrió el ataque, las mujeres eran el objetivo de los asesinos.

Algunos vecinos, quienes prefirieron no identificarse, explicaron que la entrada a la cuartería es muy angosta y por lo general solo las personas que viven allí tienen llaves, por lo que presumen que los atacantes eran conocidos o los estaban esperando.

Trascendió que la agresión se dio en los últimos cuartos, por los que los pistoleros caminaron por gran parte de la propiedad.

Al parecer, las mujeres no vivían en esa cuartería. Fotografía José Cordero
Al parecer, las mujeres no vivían en esa cuartería. Fotografía José Cordero

Las autoridades dijeron que dentro de la investigación deben averiguar si las mujeres tenían algún tipo de parentesco con los hombres que sobrevivieron, pues se desconocen si eran novios o solo amigos.

Los agentes judiciales decomisaron varios videos de seguridad y otros indicios para dar con los responsables de este asesinato.

En este año han ocurrido 215 asesinatos, solo en San José se han dado 63.