Rocío Sandí.19 enero
Los agentes antidrogas llevaron un perro para que ayudara en la revisión. Foto: MSP.
Los agentes antidrogas llevaron un perro para que ayudara en la revisión. Foto: MSP.

Un chofer de apellidos Umaña Álvarez se quiso pasar de listo al pasear en su carro ¢11 millones de dudosa procedencia.

El Ministerio de Seguridad Pública informó que, el pasado viernes, unos oficiales de Fronteras hacían un operativo rutinario en Golfito cuando le pidieron a Umaña que se detuviera para hacer un chequeo.

Al decirle al hombre que les permitiera ver las maletas que llevaba en la parte trasera del carro, el conductor al parecer se puso nervioso, por lo que los uniformados vieron que algo extraño pasaba y pidieron refuerzos.

Unos oficiales de la Policía de Control de Drogas llegaron a revisar el vehículo y descubrieron la plata oculta dentro de una bolsa plástica, colocada en un compartimento donde van las herramienta debajo del asiento trasero. Los agentes llevaron hasta un perro policía para que ayudara en la revisión.

La plata iba escondida debajo del asiento trasero. Foto: MSP.
La plata iba escondida debajo del asiento trasero. Foto: MSP.

Los oficiales contaron el dinero y la suma les dio ¢11.958.000 y $20 (unos ¢11 mil) en efectivo.

Los millones fueron decomisados porque no fueron reportados, según lo estipula la Ley 8204 sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

El chofer del carro fue detenido y llevado a las oficinas del Ministerio Público. Él iba con un acompañante que quedó en libertad según lo dispuso un fiscal.

Los policías de Fronteras hacen contantes operativos en la zona de Golfito con el fin de detectar tráfico de drogas o artículos comprados en Panamá que son metidos al país sin pagar los respectivos impuestos.