Silvia Coto, Reiner Montero.18 marzo

(Video) Cinco personas fueron asesinadas en Pococí

Cinco personas fueron asesinadas la noche del martes en una vivienda en La Roxana de Pococí, una persona más se encuentra grave y un chiquito de tres añitos resultó ileso, pero observó la tragedia.

Las autoridades sospechan que el ataque se dio por un problema por la posesión de la finca donde estaban viviendo las víctimas desde hace varias semanas.

Uno de los fallecidos era un hombre discapacitado. Foto: Reiner Montero
Uno de los fallecidos era un hombre discapacitado. Foto: Reiner Montero

Según las autoridades judiciales, el hecho ocurrió a las 10 de la noche, en la vivienda de una finca alejada, en Llano Bonito de La Roxana, en la entrada a La Curia.

Al parecer, al menos dos hombres entraron con ametralladoras AK-47 y empezaron a disparar contra los ocupantes de la casa. Los agentes también encontraron casquillos calibre 22 y nueve milímetros.

Los fallecidos fueron identificados como Stward Javier Aguilar Vars de 31 años, él era casado y deja cuatro hijos, era vecino de Rincón Grande de Pavas, tenía una discapacidad y utilizaba silla de ruedas.

Un pleito por tierras sería la causa de los asesinatos. Foto: Reiner Montero
Un pleito por tierras sería la causa de los asesinatos. Foto: Reiner Montero

Además, Aron Isaac Marín Arguedas, de 27 años, quien según el Tribunal Supremo de Elecciones era vecino de Santo Tomás de Santo Domingo de Heredia y deja dos hijos.

Las otras víctimas son una muchacha de 14 años y su hermano José Alexánder Barrantes Barboza, de 21, ellos también eran vecinos de Rincón Grande de Pavas.

El quinto fallecido no ha sido identificado, se calcula que tiene unos 20 años. Él trató de salir corriendo y fue encontrado a varios metros de la entrada principal de la casa.

En la clínica de Cariari falleció una de las víctimas. Foto: Reiner Montero
En la clínica de Cariari falleció una de las víctimas. Foto: Reiner Montero

En la vivienda fallecieron cuatro personas, mientras que en la clínica de Cariari murió Aguilar.

El herido fue llevado a ese mismo centro médico y después lo trasladaron por seguridad al hospital de Guápiles, donde permanece internado.

El niño de tres años, que estaba en la casa y resultó ileso, es sobrino de la menor y de José Alexánder. Sus padres lo dejaron al cuidado de los tíos mientras hacían varias diligencias en San José. El pequeño fue entregado al PANI mientras sus papá se presentaban en el sitio del homicidio.

“En la investigación preliminar se determinó que las víctimas son vecinas de Pavas; sin embargo, por lo menos el hombre de apellido Aguilar se había mudado a esa finca, por la cual, en apariencia, desde hace algún tiempo estaba tratando de obtenerla de forma definitiva, por lo que no se descarta que el móvil vaya encaminado a la lucha por la obtención del territorio”, informó el OIJ en un comunicado de prensa.

Dos hombres serían los responsables de matar a las cinco personas. Foto: Reiner Montero
Dos hombres serían los responsables de matar a las cinco personas. Foto: Reiner Montero

“Los asesinatos se dan en una zona alejada de fincas, por lo que no localizamos testigos, sabemos que las personas fallecidas se trasladaron recientemente a la zona porque son de la Gran Área Metropolitana. Uno de ellos tenía medidas para no acercarse a la zona de Pococí por amenazas graves y otros delitos”, dijo el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón a Telenoticias.

Los agentes del OIJ pasaron la madrugada y mañana de este miércoles recogiendo evidencias en la casa para tratar de determinar las razones por las que se dio el crimen. La Policía Judicial indicó que decomisaron gran cantidad de casquillos, pero no encontraron armas en la vivienda.

Trascendió que Aguilar constantemente recibía visitas de personas que llegaban de San José. Los vecinos comentaron que él y la muchachita fallecida tenían una relación. Además, los lugareños aseguraron que este martes alertaron a la Policía porque a lo lejos se escuchaban los balazos.

La finca donde ocurrieron los hechos queda a un kilómetro de la comunidad.

Según supo La Teja, en febrero pasado, en la vivienda de los afectados hubo un problema por el mismo asunto de tierras por lo que la Policía tuvo que intervenir. El asunto de la propiedad ya está en un tribunal agrario.

“Esa gente tenía poco viviendo aquí, uno los veía salir a cada rato a hacer mandados, pero no se relacionaban con la gente de aquí. Nos dimos cuenta de lo que pasó porque se escucharon balazos y fue una locura porque empezaron a pasar las ambulancias de un lado a otro. La gente del OIJ ha pasado todo el día por aquí, uno se asusta porque murieron muchas personas, pero sentimos que es gente que vino a hacer el daño específicamente porque aquí no pasan cosas así”, dijo uno de los vecinos quien prefirió no identificarse.

*Noticia actualizada con información del OIJ.