Adrían Galeano Calvo.23 mayo
Los bomberos usaron sierras y equipo hidráulico para liberar a Alfaro. Foto suministrada por Keyna Calderón.
Los bomberos usaron sierras y equipo hidráulico para liberar a Alfaro. Foto suministrada por Keyna Calderón.

Cuando doña Ligia Solís vio en redes sociales las fotos de una buseta aplastada por un árbol y se dio cuenta que era la de su cuñado, Rónald Alfaro Ugalde, sintió que el corazón se le iba a detener, ya que pensó que él iba a morir.

Afortunadamente Alfaro, de 53 años, logró bailarse a la pelona, aunque quedó lesionado de la espalda en espera de que los médicos deciden si lo operan o no.

El aparatoso accidente ocurrió este lunes a eso de las 3:45 de la tarde en Tres Ríos de La Unión, sobre la autopista Florencio del Castillo, 100 metros después del peaje en dirección a San José.

“Nosotros somos de Grecia y el accidente ocurrió más o menos por Tres Ríos, fue un impacto darme cuenta de lo que le había pasado a mi cuñado”, dijo Ligia Solís, cuñada del busetero.

Según Solís, el hecho se dio cuando don Rónald se dirigía hacia su casa en Grecia, Alajuela, luego de haber dejado a un grupo de turistas en Cartago.

Un enorme árbol que estaba a la orilla de la carretera cedió y cayó sobre la parte delantera de la buseta, aplastando por completo el techo del chunche y dejando a Alfaro prensado entre las latas.

“Cuando nosotros veíamos las fotos sentíamos que se nos paraba el corazón, pensábamos que lo llevaban casi muerto hacia el hospital. Fue horrible sentirnos tan impotentes desde aquí (Grecia) tan lejos, sobre todo por lo que costó llegar ahí”, recordó doña Ligia.

Don Ronald es considerado un hombre pulseador y alegre. Foto cortesía Ligia Solís.
Don Ronald es considerado un hombre pulseador y alegre. Foto cortesía Ligia Solís.

Solís dijo que lo primero que acataron a hacer fue llamar al celular de Rónald, el cual fue contestado por un tráfico que estaba cuidando varias de sus pertenencias. El oficial los tranquilizó al decirles que Alfaro no estaba grave, pero que lo llevarían al hospital México.

Billetera desapareció

A como pudieron, el esposo de Solís y un hijo de este hijo, así como el hijo de don Rónald lograron llegar hasta la escena del accidente para recuperar las pertenencias del señor, sin embargo, había un objeto que no aparecía por ningún lado.

“Hablaron con el tráfico y este les dio lo que tenía, que era el celular y los papeles de la buseta. Ellos se pusieron a buscar la billetera de mi cuñado y no la encontraron, incluso fueron a la delegación de Tres Ríos a recoger un canguro con las cosas de Rónald, pero tampoco estaba ahí”, detalló.

Doña Ligia dijo que esta situación complicó todo más de la cuenta, pues necesitaban la cédula de Alfaro para realizar los respectivos trámites en el hospital y con la aseguradora.

“Cuando logramos hablar con él (Rónald) le preguntamos dónde andaba la billetera y nos dijo que debajo del asiento. Nosotros nos preguntamos cómo alguien era capaz de hacer algo así en medio de una situación tan dura”, añadió.

El enorme árbol que cayó sobre la buseta estaba a la pura orilla de la calle. Foto cortesía Ligia Solís.
El enorme árbol que cayó sobre la buseta estaba a la pura orilla de la calle. Foto cortesía Ligia Solís.

Pese a las publicaciones que la familia ha hecho en redes sociales, aún no aparecen ni la billetera ni sus documentos personales.

Aguantando dolor

La cuñada de don Rónald dijo que él se encuentra estable en el hospital, pero no ocultó que el señor no la está pasando bien.

“Tiene una lesión en la columna que al principio nos dijeron que tenían que operar, pero aún no han resuelto nada. Unos médicos dicen que deben operar, pero otros dicen que tal vez solo necesite rehabilitación”, dijo.

Solís dijo que de momento, Rónald permanece en un pasillo de emergencias del hospital en una camilla de la cual no se puede ni mover y únicamente le han recetado pastillas para el dolor.

Susana Saravia, vocera del hospital México, indicó que están haciendo todos los esfuerzos por encontrar una cama para el señor, pero no lo han logrado debido a la cantidad de personas que tienen internadas.

“Él se iba a trasladar al INS, pero debido a la lesión lo rechazó alegando que la póliza no lo cubría, así que todavía lo tenemos acá. Se le han hecho todos los exámenes posibles, pero tiene que verlo el cirujano de columna porque es el especialista que tomara la decisión final”, añadió Saravia.

Según Saravia, a don Rónald le harán una resonancia este sábado y dependiendo del resultado se decidirá si es operado.