Silvia Coto.13 mayo

El OIJ ha recibido 180 denuncias, solo en San José, de personas que dicen que supuestos funcionarios de Hacienda llaman con el cuento de que les van a devolver dinero que se le rebajó del salario o del pago de impuestos, esto para que el afectado ingrese a un link de Internet en el que los bichos le limpian las cuentas.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, aseguró que la afectación económica por las denuncias que tienen hasta hoy es de 500 millones de colones, por lo que pide a quienes reciban una llamada de este tipo que de inmediato cuelguen.

Las autoridades han recibido 180 denuncias en lo que va del año. Foto: Shutterstock.
Las autoridades han recibido 180 denuncias en lo que va del año. Foto: Shutterstock.

Espinoza explicó que los delincuentes hacen una llamada a una víctima que han seleccionado previamente y se identifican generalmente como funcionarios del Ministerio de Hacienda.

De inmediato dicen que están llamando porque Hacienda hizo una rebaja irregular al salario o que está cobrando de más en el tema de pagos de impuesto, entonces que hicieron un estudio a lo interno de la institución para devolverle a la gente el dinero.

“Ese es el primer anzuelo que lanzan a la víctima, pretenden generar confianza. Al tener la empatía con la víctima, le dicen que la gestión que se está ejecutando se debe hacer en línea para evitar contacto entre personas y funcionarios por la pandemia del COVID-19. El falso funcionario le advierte a la persona con la que está conversando que el Ministerio de Hacienda no gestiona ni pide datos personales por teléfono, que cuando se percate de una llamada de esa naturaleza que cuelgue de inmediato.

"El delincuente le hace a la víctima esa advertencia para generarle confort, producirle confianza y advertirle que él no le va pedir ningún dato, esto en virtud de que la persona que recibe la llamada le va dar los datos para recibir el dinero que le han quitado y que lo va hacer por Internet”, explicó el jerarca.

Cuando el bicho sabe que la víctima cayó, le dice que con una compu o un celu entre a un link, que es una página falsa de Hacienda, y que solito meta los datos que se le están pidiendo para que se logre la devolución del dinero. El maleante le dice a la víctima que se va quedar en línea solo por si tiene alguna duda.

“Si lo llaman, cuelgue, y de la alerta al banco donde tenga sus cuentas”, dijo Walter Espinoza, director del OIJ.

En ese link le piden al afectado el nombre, cédula, datos bancarios y de la cuenta. Mientras la llamada continúa, otros delincuentes se ponen a saquear la cuenta. En otros casos, en lugar de usar un link, le piden a la persona que descargue un acceso remoto a su computadora que se roba toda la información.

“Queremos que sepan que hay un grupo organizado que los investigó, que sabe que usted tiene dinero en la cuenta, sabe que tienen actividad bancaria y financiera, no es una llamada que se hizo al azar, estas personas saben que hay dinero en las cuentas”, dijo Espinoza.

Añadió que ningún funcionario público lo va llamar para devolverle dinero, ningún funcionario público quiere hablar con usted. “Cuelgue de inmediato, lo están estafando y lo van a estafar, al colgar llame de inmediato a su banco. Hay que ser desconfiados”, dijo.

Los sospechosos no le piden datos pero lo ponen a llenar un formulario y mientras los datos van cayendo ya en sus cuentas no hay dinero.
Los sospechosos no le piden datos pero lo ponen a llenar un formulario y mientras los datos van cayendo ya en sus cuentas no hay dinero.

Espinoza aseguró que muchas llamadas salen de centros penales que es donde se dan la mayoría de ese tipo de fraudes. En esos lugares han encontrado listas con nombres de las víctimas, el nombre de las esposas, hijos, direcciones y hasta los bancos en donde tienen las cuentas, lo único que les hace falta es la cuenta bancaria y el token.

Sin embargo, de momento el OIJ no tiene personas sospechosas y asegura que este tipo de investigaciones son muy complejas, pues los delincuentes cambian constantemente el chip del celular, normalmente las investigaciones permiten dar con la persona que presta la cuenta para recibir el dinero, pero cuando es detenida ya el dinero no está.

El jerarca aseguró que no han recibido denuncias de estafas de este tipo relacionadas al bono Proteger.