Adrían Galeano Calvo.27 junio
Los sujetos en apariencia formaban parte de una banda narco que ya fue quebrada por el OIJ. Foto OIJ.
Los sujetos en apariencia formaban parte de una banda narco que ya fue quebrada por el OIJ. Foto OIJ.

Dos supuestos narcos de apellidos Córdoba, de 30 años, y Solano, de 26 años, escondían dentro de una casa, en Cartago, un cargamento de drogas valorado en ¢38 millones.

Sin embargo, los maleantazos se quedaron con las ganas de sacarle plata a esa carga ilegal, pues fueron detenidos por agentes del OIJ la noche de este viernes, en La Pitahaya, en Cartago.

Según la Policía Judicial, los detenidos son sospechosos de formar parte de una banda narco que operaba en distintos puntos de la Ciudad de las Brumas y que fue desarticulada por medio de 6 allanamientos a finales de mayo.

Como resultado de ese operativo se detuvo a un exagente de la Policía de Control de Drogas (PCD) apellidado Ramírez Rojas, un sujeto de apellidos Romero Murillo y a dos hermanos apellidados Maroto Granados.

“Ahora estos (Córdoba y Solano) estaban, al parecer, intentando hacerse cargo de los negocios que dicha banda tras ser detenida, dejó en el abandono”, informó el OIJ.

La mota decomisada está valorada en ¢16 millones. Foto OIJ.
La mota decomisada está valorada en ¢16 millones. Foto OIJ.
Millonada escondida

Dentro de la casa de los sospechosos, los investigadores encontraron dos pistolas calibre nueve milímetros, cinco celulares, dos radios de comunicación, un chaleco antibalas y varios libros donde llevaban la contabilidad del negocio.

Sin embargo, las evidencias más importantes fueron 6,3 kilogramos de marihuana, con un valor en el mercado de ¢16 millones, y un kilogramo y medio de cocaína, que en el mercado de las drogas tiene un valor de ¢22 millones, según el OIJ.

Además del cargamento de drogas, los agentes decomisaron ¢7.200.000 en en efectivo, que aparentemente son producto del negocio ilícito que mantenían.

Los sujetos también ocultaban más de ¢7 millones. Foto OIJ.
Los sujetos también ocultaban más de ¢7 millones. Foto OIJ.