Alejandra Portuguez Morales.11 mayo

Cinco personas fueron detenidas ya que son investigadas de robar cable del ICE.

Entre los sospechosos hay tres empleados del ICE, quienes fueron capturados en su lugar de trabajo, en una bodega de la institución que está en Colima de Tibás. A ellos los identificaron con los apellidos Aguilar Montoya, Abarca González y Rodríguez Herrera.

Las otras dos personas son de apellido González y Valverde y cayeron en Santo Domingo de Heredia.

González también tenía relación con el ICE ya que le daba servicios de transporte a la institución.

A estas personas les seguían los pasas desde enero, luego de que las autoridades descubrieran a unos sujetos en Cartago quemando el cable para convertirlo en cobre. En ese momento determinaron la supuesta participación González, que prestaba servicios de transporte.

Este sujeto, en apariencia, llegaba a las bodegas en Tibás, donde bajo la aparente complicidad de al menos tres empleados, cargaba el cable de forma ilícita cuando llegaba a ese lugar.

El daño económico por lo robado supera los ¢6 millones. Las investigaciones en torno al caso continúan, pues no se descarta la participación de otras personas.

Tres de los sospechosos son empleados del ICE, informó el OIJ. Foto: OIJ
Tres de los sospechosos son empleados del ICE, informó el OIJ. Foto: OIJ

Douglas Rodríguez, subjefe de la sección de Hurtos del OIJ, explicó en abril pasado, que el robo de cable no solo afecta al ICE, sino que también a la ciudadanía en general, porque las personas se quedan sin servicio telefónico ni de Internet.

La zona norte, Puntarenas y otras regiones del Pacífico (Garabito, Parrita y Quepos) son los lugares más afectados por la sustracción de cable, luego San José, Limón y otras partes del sur del país.