Sucesos

Eva Morera trató de salir de la habitación antes de ser asesinada

Experto en escenas del crimen testificó en el juicio por la muerte de la joven

Un especialista en escenas de crimen del OIJ aseguró que la joven Eva Morera, quien supuestamente fue asesinada por su expareja, trató de salir de la habitación antes del homicidio.

El agente Carlos Robinson fue el primer testigo de este jueves, en la sala 4 de los Tribunales de Heredia, donde se realiza el juicio contra un hombre de apellidos Garita Oviedo, de 28 años.

El experto comentó que la habitación del apartamento donde estaba Eva, en Barva de Heredia, mide apenas 4x1 metros y, además, tomando en cuenta la posición en que quedó el cuerpo, que su bolso estaba a 30 centímetros y que el colchón también tenía un hueco por una bala, les permitió hacer un proyección que les dice que ella trató de salir.

“Eva quería salir, pero el imputado no la dejaba”, dijo Robinson.

Los investigadores también determinaron que ese 1º de noviembre del 2019, la joven recibió un golpe en el mentón, esto porque había mucha sangre de esa herida, la cual pudo ser provocada por un golpe con un puño o con la misma arma con la que le dispararon.

Otro que declaró en el debate fue un médico forense, quien dijo que Eva tenía dos heridas de bala en el lado izquierdo del cuello, con apenas cuatro centímetros de distancia. Además, le confirmó a los jueces que la muerte de la jovencita fue un homicidio.

El fiscal del caso, Rónald Zúñiga, mencionó que tiene muchos elementos de prueba para demostrar la culpabilidad de Garita Oviedo y que la prueba testimonial ha sido muy abundante.

Este viernes se espera que el Ministerio Público empiece con las conclusiones, por lo que la sentencia por este caso se podría dar en el transcurso de la próxima semana.

Machismo en redes

La hermana de Eva, Mariana Morera, aseguró a Noticias Repretel que han tenido que leer muchos comentarios machistas en la redes sociales sobre lo ocurrido.

“Decían que todos sabíamos lo que pasaba, que nadie decía nada, que a nadie le importaba, que dónde estaba la familia de la chiquita (Eva). Todo culpabilizando a la familia de la víctima y a la víctima porque él es hombre y el hombre puede hacer lo que sea. A la mujer sí hay que cuidarla por ser mujer. Nadie conoce la situación, lo que se publica en los medios apenas es un 10 por ciento, es muy difícil”, comentó.

Silvia Coto

Periodista de sucesos y judiciales. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo. Labora en Grupo Nación desde el 2010.